Peña Nieto se lanza contra la corrupción en México

Mientras tanto AMLO lo acusa de usar dinero ilícito en su campaña.

Enrique Peña Nieto dijo que una vez que asuma como Presidente, dará los pasos  para crear la Comisión Nacional Anticorrupción.
Enrique Peña Nieto dijo que una vez que asuma como Presidente, dará los pasos para crear la Comisión Nacional Anticorrupción.
Foto: AP

MÉXICO, D.F.- El virtual presidente electo, Enrique Peña Nieto, anunciaba ayer en un lujoso restaurante de esta capital, la creación del Consejo Nacional Anticorrupción -una vez que se ratifique su triunfo y tome el poder- mientras su rival político, Andrés Manuel López Obrador, lo acusaba de lavado de dinero.

Para conocer las últimas noticias visita “México acá”

El candidato presidencial del Movimiento Progresista afirma que tiene pruebas de que $8.5 millones utilizados en la campaña de Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, provienen de recursos de procedencia ilícita a través de las empresas Comercializadora Atana, Grupo Óleos y Grupo Empresarial Iguan.

“Suponemos que vienen de recursos públicos estatales o el crimen organizado”, dijo Jaime Cárdenas, representante jurídico de López Obrador, en conferencia de prensa donde detalló que los domicilios de todas estas compañías son falsos así como los ingresos y reportes fiscales.

El equipo del político de izquierdas presentó a los medios de comunicación presuntas pruebas de que se compraron tarjetas de prepago Monex: 11 Monex Lealtad entregadas en Tabasco y 10 más en diversos estados además de notas de crédito facturadas a la empresa Inizzio, 17 facturas, así como sus copias.

Peña Nieto anunció desde el martes que defenderá el triunfo obtenido en las urnas con un equipo de 30 abogados que buscará revertir las acusaciones de López Obrador que argumentó primero de compra y coacción de voto y violación del reglamento al tope de gastos de campaña; y ayer, lavado de dinero.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tiene hasta el mes de septiembre para resolver las impugnaciones de todos los partidos, antes de dar la constancia de mayoría con base en resoluciones jurídicas y los resultados del Instituto Federal Electoral.

En tanto se resuelve la elección por la vía legal, Peña Nieto continúa con su agenda que lo encamina hasta la residencia oficial de Los Pinos, donde vive el mandatario del país: antier se reunió con el presidente Felipe Calderón y se tomaron una foto donde aparece la bandera de México entre ambos políticos.

Ayer dio una conferencia de prensa donde llamó a “la unidad”, a “construir una agenda de reformas estructurales que demanda la sociedad y el país” y adelantó que una vez que llegue a la silla presidencial ampliará las facultades del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública y creará la Comisión Nacional Anticorrupción.

“¡Por favor! Los priístas todavía tienen que aclarar de dónde sacaron el dinero con el que rebasaron los topes de gastos de campaña y qué va a pasar con lo de Monex y Soriana”, atajó el presidente del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La creación de la Comisión Nacional Anticorrupción es polémica. De entrada ya existe una Secretaría de la Función Pública que carece de autonomía, un tema que la propuesta de Peña Nieto no ha dejado claro.

La SFP ha firmado tres importantes convenciones internacionales en materia de transparencia: la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE); la Convención Interamericana contra la Corrupción de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC).

Aun así, de acuerdo con el Índice Nacional de Corrupción y Gobierno 2011, los hogares mexicanos son “víctimas” de las autoridades de los tres niveles de gobierno y cada año padecen de aproximadamente 210 millones de actos de corrupción en trámites y servicios.

El director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, opinó que los principales problemas de corrupción se encuentran en los estados porque dependen presupuestalmente o políticamente del Gobernador. “Si se partidizan, como ha ocurrido con órganos electorales, tenemos órganos débiles”.

López Obrador lo acusa de lavado de dinero