Fuerzas sirias asaltan suburbio de Damasco

La oposición denuncia además bombardeos intensos en Homs

EL CAIRO, Egipto (EFE).- Las fuerzas gubernamentales irrumpieron ayer en el suburbio de Shaba, en el sureste de Damasco, mientras que bombardearon de forma intensa el barrio de Jalediya, en la ciudad central de Homs, informaron los grupos de la oposición.

Los Comités de Coordinación Local afirmaron que hubo varias víctimas por los ataques de los helicópteros del régimen y el impacto de proyectiles de mortero contra la zona de Shaaba, que está ubicada entre Damasco y su aeropuerto.

La Comisión General de la Revolución Siria y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos destacaron que al menos nueve viviendas fueron destruidas por la acción de los efectivos leales al presidente Bachar al Asad que irrumpieron en Shaba tras bombardearla.

Mientras, en la localidad de Homs -uno de los principales bastiones de la oposición-, el barrio de Jalediya estaba siendo bombardeado de forma intensa por el ejército sirio.

Los Comités apuntaron que los ataques se registraron en las inmediaciones de la mezquita de Jaled bin Walid, y la Comisión agregó que también fueron bombardeados los distritos de Yuret al Sheij y Al Qarabis, en la misma ciudad.

En las cercanías de Al Quseir, en la provincia de Homs, se desarrollaron choques entre los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) y las fuerzas del régimen, señaló la Comisión.

Esa misma organización subrayó que por vigésimo noveno día consecutivo la ciudad de Deir Zur, en el noreste, sufría los bombardeos de las tropas pro Al Asad.

Ayer mismo varias explosiones sacudieron la localidad, dijo la Comisión, que destacó que los ataques se centran en el barrio de Al Jbeileh.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente por las restricciones impuestas por el régimen a los periodistas para trabajar.

El Consejo de Seguridad de la ONU decidió ayer por unanimidad ampliar durante un “periodo final de 30 días” la Misión de Observación de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS), cuyo mandato expiraba el viernes.