Las peores masacres

Estados Unidos ha vivido decenas de tiroteos con un saldo de 60 muertos

El tiroteo de la madrugada del viernes se ha convertido ya en la séptima peor matanza que ha vivido Estados Unidos en los últimos 20 años.

Texas

La segunda tragedia más mortífera de este país ocurrió el 1 de agosto de 1966. Charles Whitman, un estudiante de la Universidad de Texas, se apostó en la torre del reloj del centro, provisto de tres pistolas y dos rifles de mira telescópica, y comenzó a disparar de manera indiscriminada. En los 90 minutos que duró el tiroteo, Whitman asesinó a 14 personas e hirió a otras 32.

Columbine

El 20 de abril de 1999, Eric Harris y Dylan Klebold, de 17 y 18 años respectivamente, entraron en su Instituto de Columbine provistos con un arsenal y abrieron fuego contra sus compañeros. Harris y Klebold asesinaron a 12 alumnos y a un profesor antes de acabar con sus propias vidas.

Minnesota

La mañana del 21 de marzo de 2005, Jeffrey Weise, un joven de 16 años, mató a su abuelo y a la abuela de su novia en la reserva de Red Lake en Minnesota. Acto seguido cogió el coche de su abuelo y se dirigió al instituto de Red Lake. En menos de tres minutos descargó 45 disparos que terminaron con la vida de cinco alumnos, un profesor y un guardia de seguridad e hirió a otros cinco compañeros.

Bart, Pensilvania

El 2 de octubre de 2006 Charles Carl Roberts, un repartidor de leche entró en una escuela Amish de la comunidad de Nickel Mines en Bart Pensilvania, obligó a los adultos y a los niños a abandonar el recinto y se encerró sólo con las niñas, estudiantes de entre 6 y 13 años. Minutos después abrió fuego contra una docena de ellas. Tres murieron inmediatamente, otras dos lo hicieron al día siguiente en el hospital. Acto seguido, Roberts se suicidó.

Virginia Tech

El tiroteo en la Universidad de Virginia Tech es la matanza que más víctimas se ha cobrado en EE UU. El 16 de abril de 2007, Seung-Hui Cho, un estudiante de ese centro educativo, mató a 32 personas e hirió a otras 17 en dos tiroteos separados por unas dos horas de diferencia, antes de quitarse la vida.

Universidad Católica

El pasado 2 de abril, Ono Goh, un exalumno de 43 años entró la Universidad cristiana de Oikos en Oakland, tomó a la recepcionista de rehén y preguntó por una auxiliar administrativa. Al comprobar que no estaba, puso a siete alumnos en fila india y les disparó a sangre fría. Goh abandonó la universidad en su coche y fue detenido a las afueras de Alameda. La policía confirmó que el sujeto estaba muy enojado por que se burlaban de sus conocimientos de inglés.