Castro dice que el cólera está controlado

Esas campañas son “para desprestigiar el sistema de salud cubano y sus logros reconocidos a nivel mundial”
Castro dice que el cólera está controlado
Se le pide a los ciudadanos que presenten síntomas que acudan a buscar ayuda.
Foto: Archivo

La Habana.- El presidente de Cuba, Raúl Castro, denunció hoy “campañas propagandísticas” y “tergiversación” sobre los casos de cólera registrados en el oriente del país para “desprestigiar” el sistema de salud de la isla y afirmó que el brote está “controlado”.

En el discurso que clausuró el primer pleno anual de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral), el general Castro afirmó que “se incrementan las campañas propagandísticas” contra la revolución cubana.

En ese sentido señaló que el último ejemplo “es el desproporcionado tratamiento mediático y la tergiversación del ya controlado brote de cólera en la provincia Granma, fundamentalmente en la ciudad de Manzanillo”.

El gobernante cubano dijo, en la que ha sido su primera mención pública sobre este tema, que esas campañas son “para desprestigiar el sistema de salud cubano y sus logros reconocidos a nivel mundial”, sin aportar más detalles sobre la situación en las zonas afectadas.

El brote de cólera fue detectado en junio pasado en Manzanillo, localidad de 130.500 habitantes, situada unos 900 kilómetros al este de La Habana, donde se han reportado la mayoría de los 158 casos informados hasta ahora por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de la isla.

La semana pasada, un funcionario de Salud Pública aseguró en declaraciones a Efe que “esa situación epidemiológica “se ha controlado, se han tomado todas las medidas y no hay otros nuevos casos ni ningún otro problema”.

El 3 de julio el Gobierno cubano informó por primera vez de la aparición de la enfermedad con 53 casos y tres fallecimientos y en su último parte divulgado el 14 de julio, explicó que “el brote epidémico de transmisión hídrica” se encontraba disminuyendo y añadió que no existía “diseminación”. EFE