Mueren 14 en accidente

Se cree que eran indocumentados, nueve más resultaron lesionados
Mueren 14 en accidente

MCALLEN, Texas.- Una camioneta pick-up repleta de pasajeros, varios de ellos presuntamente inmigrantes, se salió de una carretera en una zona rural del sur de Texas y se estrelló contra unos árboles, en un accidente que dejó 14 muertos y nueve heridos, dijeron las autoridades ayer lunes.

Oficiales de inmigración investigan si el caso está relacionado con el tráfico de personas, mientras que las autoridades de seguridad pública investigan la causa del accidente, que ocurrió en el condado de Goliad, a unos 240 kilómetros (150 millas) al noreste de la frontera con México.

El portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), Greg Palmore, dijo que entre los 11 hombres y las tres mujeres que murieron tras el accidente del domingo por la noche había personas de México, Honduras y Guatemala. Uno de los muertos es el conductor y están tratando de determinar su identidad.

El accidente ocurrió a menos de una hora del lugar donde se conoció el peor caso de tráfico de personas, donde 19 inmigrantes murieron en 2003 después de ser abandonados en un remolque.

Palmore indicó que los nueve heridos continuaban hospitalizados ayer.

Gerald Bryant, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo que los 23 pasajeros estaban hacinados en la cabina y en la caja trasera. Entre los muertos por el accidente había dos niños, agregó.

“Esta es la mayor cantidad de personas que he visto en cualquier vehículo de pasajeros, y he sido policía durante 38 años”, dijo Bryant.

La camioneta pick-up blanca se dirigía al norte por la carretera 59 el domingo por la noche cuando se salió del camino cerca del caserío de Berclair, en el condado de Goliad, y se estrelló contra dos árboles grandes, dijo Bryant. Berclair está a unos 160 kilómetros (100 millas) al sureste de San Antonio.

Policías estatales e investigadores policiales del condado trataban de averiguar qué causó el choque. La Patrulla Fronteriza ayudaba con la investigación.

“Se desconoce si (las víctimas) tenían permiso para estar en el país o no, aunque es posible”, dijo Bryant a The Associated Press.

Inicialmente, las autoridades dijeron que 11 personas habían muerto. Ayer temprano la despachadora del Departamento de Seguridad Pública en San Antonio, Cynthia Duffield, dijo que otros dos habían muerto en hospitales durante la noche y uno más ayer por la mañana.

Seis de las víctimas fatales seguían atrapadas en el vehículo cuando los equipos de emergencia llegaron al lugar, dijo Bryant. Otros estaban tirados en la carretera y en una cuneta entre el pavimento y la cerca donde el camión se detuvo.

“Era una escena muy caótica, y muy traumática”, dijo Bryant al diario Express News, de San Antonio.

Asimismo, dijo a la AP que varias de las víctimas que sobrevivieron tienen lesiones graves y que sus vidas corren peligro; aún no sabía su condición oficial, pero lo describió como en estado “muy grave”. Los heridos fueron llevados a hospitales en San Antonio, Victoria y Corpus Christi.

Bryant dijo que había muy pocas pertenencias o identificaciones en el vehículo.

La camioneta estaba registrada en Houston con un nombre que no era el del conductor, dijo Bryant. Una mujer que respondió en la dirección donde el vehículo estaba registrado indicó que ella es hija del hombre referido como el propietario. Agregó que ellos vendieron la camioneta y por lo tanto ya no les pertenecía. Cuando se le preguntó cuándo la vendieron, colgó.

Las autoridades que investigan están reconstruyendo el accidente, dijo Bryant, quien indicó que podría pasar una semana o dos antes de que su trabajo concluya. Agentes del Servicio de Inmigración están tratando de confirmar las identidades de las víctimas e investigan la posibilidad de que los hubieran ayudado a entrar sin permiso a Estados Unidos.

Víctor Corzo, director de asuntos legales en el consulado mexicano en San Antonio, indicó que el único mexicano involucrado es un hombre de 22 años del estado de Tamaulipas, que es fronterizo con Texas. Agregó que el consulado está trabajando para notificar a sus familiares.

Es común que los traficantes de personas traten de maximizar las ganancias sobrecargando los vehículos con inmigrantes cuando se dirigen hacia el norte desde la frontera entre México y Texas. En abril, nueve inmigrantes fallecieron cerca de la frontera cuando un conductor adolescente se accidentó después de ser perseguido por la Patrulla Fronteriza. Había 18 personas en esa miniván.

En ese caso, seis adultos fueron acusados de varios cargos y el conductor de 15 años fue procesado en una corte estatal por nueve cargos de asesinato.