Peyton causa revuelo

Miles de fans ven a Manning en su primera práctica con los Broncos
Peyton causa revuelo
Peyton Manning atrajó ayer a cuatro mil personas a su primer práctica con los Broncos de Denver en las instalaciones del equipo.
Foto: AP

DENVER (EFE).- El veterano mariscal de campo Peyton Manning sólo tuvo que llegar al día inaugural del campo de entrenamiento con su nuevo equipo, los Broncos de Denver, y ya batió su primera marca al tener una asistencia de aficionados que no se recordaba en la historia de la franquicia.

Los seguidores de los Broncos no sólo ya se han olvidado del fenómeno Tim Tebow, sino que además están entusiasmados con la llegada del mayor de los hermanos Manning.

El ganador de cuatro premios de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) comienza una nueva etapa en su brillante carrera profesional después de haber estado en peligro su continuidad por la grave lesión de cuello que sufrió hace dos temporadas con los Potros de Indianápolis.

Los Broncos abrieron su campamento de entrenamiento ante más de cuatro mil fanáticos que asistieron a las instalaciones del equipo para dar la bienvenida a Manning en Denver, en su primera aparición pública portando un casco de los Broncos.

Aficionados que llegaron tarde tuvieron muchos problemas para ingresar a la sesión.

El estacionamiento principal, pegado al campo de práctica, estaba completamente lleno antes del inicio de la sesión y la gente se vio obligada a estacionarse hasta una distancia de más de un kilómetro y medio de las instalaciones deportivas.

La marca previa de asistencia para un campamento de entrenamiento era de unos tres mil espectadores, algo que ni siquiera la “Tebowmanía” del año pasado pudo atraer.

Manning, de 36 años, recibió una gran ovación cuando saltó al campo y cada uno de sus pases completos fue recibido con aplausos.

Varios aficionados portaron camisetas de los Broncos con el número 18 que llevará Manning en su iniforme de los Broncos que le dieron un contrato de 18 millones de dólares.