Alarma por el salami dominicano

Un estudio oficial detecta residuos fecales en el 15% de 22 marcas analizadas.
Alarma por el salami dominicano
El salami dominicano está ahora en la mira de las autoridades sanitarias.
Foto: EDLP

Santo Domingo – El Gobierno todavía no recibe ningún documento oficial en el que Haití notifique la decisión de impedir que se venda en su territorio salami dominicano, un producto cuya calidad nutricional se encuentra bajo cuestionamiento, luego de que un organismo estatal analizó 22 marcas de embutidos, de las que en el 15% detectó residuos fecales.

“Hasta el momento se trata de una declaración de un diputado haitiano. Pero todavía no hemos recibido ninguna notificación formal. Hasta que no recibamos una notificación oficial, no sabemos las implicaciones que tienen las declaraciones de ese congresista en nuestras exportaciones de salami al vecino Haití”, dijo a El Diario/La Prensa Eddy Martínez, director del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD).

El diputado Fritz Chery, representante de la circunscripción de Gros Morne, del departamento del Artibonite, pidió al gobierno de su país prohibir la importación de salami procedente de República Dominicana. Hasta el momento Haití mantiene una veda formal al pollo dominicano para protegerse de la gripe aviar, aunque en la realidad no se cumple.

De acuerdo al estudio de Pro Consumidor, los análisis realizados en dos laboratorios a diferentes tipos de salami que se fabrican en el país, arrojaron que en el 97% de las muestras tomadas el contenido de proteína estaba por debajo del límite establecido que es un mínimo de un 16%.

La directora de Pro Consumidor, Altagracia Paulino, reveló “que un 15% de las muestras analizadas al salami presentó coliformes fecales, con lo cual se incumple con lo dispuesto en la norma dominicana de salami que establece que este microorganismo debe estar ausente en este embutido y cualquier alimento, ya que representa un riesgo grave para la salud de los consumidores”.

Paulino aseguró que un 12% de las muestras presentan alto contenido de levaduras; y en cuanto al uso del nitrito de sodio, se encontró que el 51% de las muestras presentaron resultados por encima del límite permitido en el “Reglamento No. 329-11 de Inspección Sanitaria de la Carne y Productos Cárnicos en la República Dominicana”, el cual no debe exceder el valor de 200mg/kg.