Tropas sirias atacan metrópoli con artillería

BEIRUT/AP – Las fuerzas del ejército sirio cañonearon ayer con bombas y artillería a la crucial ciudad de Alepo mientras los rebeldes resistían un asalto terrestre del gobierno contra sus posiciones en esa metrópoli, que es la más grande de Siria, informaron activistas.

El asalto gubernamental formó parte de un intento por recuperar el control de los distritos que los insurgentes tomaron la semana pasada al comenzar su campaña por capturar Alepo, el centro comercial del país.

Los activistas dijeron que el cañoneo fue más intenso en el vecindario suroccidental de Salaheddine y en partes de Saif al-Dawla, que son algunas de las primeras zonas ocupadas por los rebeldes cuando iniciaron la campaña después de que fueron desalojados de la capital, Damasco, con una operación gubernamental similar.

Entretanto, el ministro de Relaciones Exteriores sirio, Walid al-Moallem, lanzó una crítica pública inusual contra los poderes suníes en el Oriente Medio. Durante una visita a Irán, al-Moallem dijo que Qatar, Arabia Saudí y Turquía están apoyando un complot de Israel para destruir Siria. Los tres países han estado apoyando a los rebeldes que buscan derrocar al gobierno autoritario del presidente Bashar Assad.

“Israel es el autor intelectual de toda esta crisis”, dijo Moallem en una conferencia de prensa conjunta en Teherán con su homólogo iraní, Alí Akbar Salehi. “Ellos (Qatar, Arabia Saudí y Turquía) están luchando en el mismo frente”, agregó.

La batalla por el control de Alepo, que fue un bastión del presidente Bashar Assad, es crucial para el régimen y para la oposición. El gobierno advirtió que seguirá luchando y dijo que los agentes de la seguridad han cazado a grupos armados en varias partes de Alepo, como en Saleheddine, inflingiéndole pérdidas a los “terroristas”.