Burns ofrece $50 millones a víctimas colombianas

El subsecretario de Estado de EE.UU reconoció los logros del Gobierno de Colombia en la lucha contra las guerrillas.
Burns ofrece $50 millones a víctimas colombianas
La canciller colombiana, María Ángela Holguin, hablando con el subsecretario de Estado adjunto de EE.UU., Bill Burns.
Foto: EFE

Bogotá (EFE).- El subsecretario de Estado de EE.UU., Bill Burns, reconoció los logros del Gobierno de Colombia en la lucha contra las guerrillas y anunció una ayuda de $50 millones para las víctimas del conflicto armado interno, durante una visita a este país suramericano.

Burns hizo también mención al informe anual sobre terrorismo divulgado hoy por el Departamento de Estado desde Washington, en el que se alertó de un incremento de los ataques de las FARC y el Ejército de Liberación de Nacional (ELN) en Colombia.

“Es importante prestar atención a partes de este informe que señalan el progreso sobre todo durante este último año” en materia de lucha contrainsurgente, insistió Burns en una rueda de prensa junto a la canciller colombiana, María Ángela Holguín.

Poco antes, Burns se había reunido con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sin que trascendiera información sobre el encuentro.

El documento del Departamento de Estado resalta que “en general, el número de ataques y víctimas” en Colombia “se elevó” en 2011, aunque reconoce una “enorme reducción” del control territorial y de la capacidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla que actúa en este país.

Además, destacó como uno de los “golpes más importantes” el que asestaron las autoridades colombianas el 4 de noviembre de 2011, cuando murió el entonces máximo comandante de las FARC, Guillermo León Sáenz o “Alfonso Cano”.

Esas ideas las respaldó a su turno la canciller Holguín, al observar que “vale la pena” tener en cuenta el punto en el que el informe hace referencia a una reducción considerable de las filas de las FARC y el ELN.

“Es bastante claro que EE.UU. ha dado apoyo tangible a Colombia”, subrayó Burns en alusión al Plan Colombia, por el que Washington ha desembolsado desde 2001 más de $8,000 millones para la lucha contra el narcotráfico y las guerrillas.

Y bajo ese espíritu de cooperación hoy anunció que su país otorgará $50 millones al Gobierno colombiano para la implementación de la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras, en vigor desde enero de 2012.

Esta visita a Colombia tuvo como objetivo celebrar la tercera ronda de diálogos de alto nivel entre los dos países y profundizar una relación que ha pasado a ser de más apoyo social y económico frente al militar, según recordaron Burns y Holguín.

El nuevo formato de encuentros se abrió el 25 de octubre de 2010 en Bogotá y siguió, con una segunda ronda, el 31 de mayo de 2011 en Washington, cuando fue encabezada por la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Holguín dijo que hoy se habló de “proyectos concretos y realizables que van a ser muy positivos” en materia de oportunidades económicas y sociales, educación y cultura, energía, protección ambiental y cambio climático, democracia, derechos humanos y buen gobierno y ciencia y tecnología.

La relación entre los dos países, a los que Burns calificó de “socios y amigos”, tiene un máximo exponente en lo económico a partir del Tratado de Libre Comercio (TLC) que entró en vigor el pasado 15 de mayo y que ya ha permitido incrementar en un 70 % las exportaciones colombianas al país del norte, apuntó Holguín.

Además, el subsecretario de Estado expuso los proyectos que tiene para Colombia la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), entre ellos respaldar sin fisuras la Ley de Víctimas.

Por esta histórica norma, el Gobierno colombiano busca devolver en tres años a sus legítimos dueños unas 3.5 de los 6 millones de hectáreas usurpadas durante el conflicto.

“El programa incluye un mecanismo dirigido a fortalecer instituciones a nivel nacional, regional y departamental durante los tres primeros años de la implementación de la ley, este mecanismo tiene un presupuesto de 50 millones de dólares”, comentó Burns.

La USAID también inyectará 18,6 millones de dólares a un programa de desarrollo de fuentes de energía renovable y otros 4,2 millones a una alianza entre universidades de Derecho de ambos países para ampliar los programas de derechos humanos, educación y clínicas jurídicas.