Cómo combatir la falta de deseo sexual

Las causas que pueden dar lugar a inhibiciones en la intimidad con su pareja son, en su mayoría, sicosociales
Cómo combatir la falta de deseo sexual
Aunque muchas personas tienen falta de deseo sexual, pocas son las que recurren a un profesional para que les ayude.
Foto: Archivo

El aburrimiento, el estrés, la depresión y problemas de pareja pueden afectar el apetito sexual de las personas.

Y es que la apatía sexual no sólo tiene que ver con el bajo interés por realizar el coito, sino también con el abandono de toda conducta sexual, como la masturbación, fantasías sexuales, atención al material erótico, percepción del atractivo de las personas, en especial aquellos que pueden ser compañeros sexuales, y la ausencia de frustración si no se realiza sexo habitualmente.

Aunque muchas personas tienen falta de deseo sexual, pocas son las que recurren a un profesional para que les ayude; y contrariamente a lo que muchos piensan, esta disfunción sexual tiene solución y es curable.

De acuerdo a Artemédica, un centro de especialidades médicas situado en la capital española de Murcia, las causas de la apatía sexual se clasifican en dos tipos: causas médico-orgánicas y causas sicosociales. Los médicos del centro aseguran que entre las primeras “se encuentran los bajos niveles de testosterona, el hipotiroidismo o el aumento de prolactina”.

Además, los profesionales sostienen que “algunos medicamentos provocan falta de deseo sexual como los antidepresivos, betabloqueantes, algunos utilizados para la hipertensión, el colesterol, la próstata, los diuréticos, la cimetidina para trastornos gástricos, entre otros” y que estos problemas se resuelven consultando al médico/ginecólogo y recibiendo la medicación adecuada.

Sin embargo, y según los expertos del centro, generalmente las causas en la inhibición del deseo sexual son de origen sicosocial y aquí es donde se encuentran: los problemas con la excitación, dolor en las relaciones sexuales o en la consecución del orgasmo; el estrés si se trabaja demasiado y se está sumido en constantes preocupaciones; la mala relación de pareja como discusiones, malos tratos o resentimientos diarios; el aburrimiento; la depresión; las relaciones sexuales que no son satisfactorias o disfunciones como la anorgasmia en la mujer o problemas de erección o de eyaculación en el hombre; la menopausia en la mujer y la andropausia en el hombre; y por último la baja autoestima.

Por otro lado y en lo referente a su tratamiento, los profesionales aconsejan en la mayoría de los casos la terapia sexual de pareja es la más adecuada (cuando ya se descartó la patología orgánica). Para cada caso es necesario analizar que conflictos se dan, el tipo de relación, cuáles pueden ser las causas de las disfunciones sexuales, así como las causas de disfunciones sexuales aprendidas que se sometieron a diferentes influencias, como son los recuerdos, las experiencias vividas, emociones y pensamientos.

Asimismo, otros remedios aconsejados para esta disfunción sexual son la acupuntura, la medicina china y diferentes hierbas. Entre ellas una de las más famosas es la “Maca”, una planta herbácea nativa de los Andes del Perú y Bolivia, donde se cultiva tanto por sus cualidades nutritivas como por su fama que sostiene que sus raíces poseen propiedades queaumentan la fertilidad y mejoran la líbido.