Promueven reformas al buró de armas

WASHINGTON, D.C. – Con un llamado a implementar cambios drásticos en el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), está circulando ahora en el Congreso, un borrador del primer reporte sobre la investigación del operativo Rápido y Furioso.

Es el primero de tres informes, tras 18 meses de investigación, liderada por la mayoría republicana del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, en conjunto con la oficina del senador republicano Chuck Grassley (R-IA).

El trabajo indicó que al menos cinco funcionarios de ATF fueron responsables del operativo Rápido y Furioso, que permitió el trasiego ilegal de cerca de 2000 armas a México. Asimismo, apuntó a la falta de liderazgo y supervisión sobre la agencia.

Todos los oficiales mencionados en el reporte, ya habían sido involucrados en el operativo y reasignados a otras posiciones. Entre ellos el agente especial a cargo de la división de Phoenix, William Newell; el exsubdirector asistente de operaciones en terreno, William McMahon; el exdirector asistente para operaciones en terreno Mark Chait; el exsubdirector de ATF William Hoover y el exdirector interino Kenneth Melson.