Catrachos gozan con su momento

Ante Brasil 'hay que vivirlo, no sufrirlo', afirma el técnico colombiano
Catrachos gozan con su momento
El timonel de Honduras, el colombiano Luis Fernando Suárez, afirma que aunque Brasil es poderoso ve muy fuertes a sus muchachos.
Foto: EFE

NEWCASTLE, Inglaterra (EFE).- El seleccionador hondureño de futbol, el colombiano Luis Fernando Suárez, dijo ayer que “el momento” que está viviendo Honduras en el torneo olímpico, de cara a su duelo de mañana ante Brasil en los cuartos de final tras vencer a España en la fase de grupos, es para “vivirlo, no para sufrirlo”.

“Yo voy a disfrutar. Brasil es poderoso, pero hay que ver el partido más como una oportunidad que como un problema sin solución. Tenemos suficiente fuerza y queremos ganar. Éste es un momento para vivirlo, no para sufrirlo”, insistió.

No obstante, está consciente de que “será muy complicado ganar” a un “Brasil que quiere la medalla de oro olímpica que aún no ha conseguido” y a la que “no le puede negar que es favorita”.

A Suárez, de todos modos, le anima mucho que su equipo, al que ve “con una gran fuerza mental”, haya sido capaz de superar un grupo “muy difícil” y ganar a “un rival tan calificado como España”.

En ese sentido, recordó que Honduras ya venció a Brasil en una Copa América, “uno de los hitos de los que siempre se habla” en Honduras. “Por eso los once hondureños que vayan a entrar en este partido lo van a hacer con el mejor deseo. Saben que les estará mirando el mundo”, dijo.

Suárez espera poder contar mañana con los dos jugadores que tienen problemas físicos, Roger Espinoza y Arnold Peralta.

“No he tomado la decisión total, pero lo han hecho bastante bien durante el torneo y son dos jugadores muy importantes en nuestro equipo”, explicó.

Suárez se refirió a Neymar, a quien calificó como “una realidad” a pesar de su edad. “Demasiado chico, pero también demasiado talento”, subrayó.

El seleccionador brasileño, Mano Menezes, dijo ayer en Newcastle, donde su equipo se medirá a Honduras, que si se hubiese clasificado para la segunda fase, España “hubiese sido un rival muy duro”.

Para Menezes, “la eliminación de España fue sorprendente por la rapidez, rápida como es el fútbol, tanto para las glorias y las victorias como para los fracasos”.

El técnico brasileño cree lo que le ocurrió a España “a cualquiera le puede pasar; tienes un debut malo y todo sale mal”. “Si hubiera pasado de la primera fase habría sido un adversario muy duro para Brasil”, ha reconocido.

Menezes ha adelantado que en la segunda fase del torneo quiere “seguir en la misma línea” que en la primera, en la que ha acabado muy contento con un equipo que está “preparado para hacer muchas cosas y el que no ve “un clima interno de euforia”, sino “la alegría necesaria para crear algo bueno”.

El técnico brasileño ha adelantado que ante Honduras espera poder contar ya con Ganso, al que unas pruebas médicas le han revelado que no sufre lesión alguna.

Sobre el rival de cuartos, ha destacado que el grupo dirigido por el colombiano Luis Fernando Suárez “es un adversito invicto” en el torneo, “con ninguna derrota y una victoria significativa contra España”.

“Es un rival tácticamente bien posicionado, y cuando un equipo hace eso bien es que es difícil de batir. Tiene dos buenos atacantes, uno más goleador y otro más liberado, perotenemos que pasar los cuartos de final”, señaló el entrenador.

Ya perdimos contra Honduras en una Copa América con Felipao en el banquillo, que luego fue campeón del mundo”, ha recordado, añadiendo que una selección no tiene porqué tener “jugadores del Chelsea, Real Madrid o FC Barcelona” para ser capaz de ganar.

Menezes, no obstante, ha destacado que su equipo tiene “jugadores inteligentes que interpretan mis palabras”. “No quiero sólo hablar de Neymar, esto es algo colectivo. El jugador brasileño tiene de siempre el defecto de querer hacer cosas que no se pueden hacer y que no son necesarias y estamos creciendo en el entendimiento del juego colectivo. Y ese es el camino para conseguir el oro olímpico, que nunca hemos conseguido”, ha apuntado.

plicado.