El Olimpia golea al FAS

Los hondureños prueban su dominio sobre los cuscatlecos

Guía de Regalos

TEGUCIGALPA, Honduras.- Olimpia comenzó con una solvente victoria de (3-0) contra un FAS de El Salvador que se presentó sin argumentos en el estadio Morazán, en la primera jornada de la Concacaf Liga de Campeones.

El bicampeón de Honduras dio con firmeza su primer paso en este campeonato y mostró que va en serio por hacerse con el título para disputar el Mundial de Clubes 2013.

Temprano tomó la ventaja el equipo dirigido por el entrenador argentino Danilo Tosello, que mandó al campo en su once titular al debutante uruguayo Sebastián Rosano.

Un minuto se corría del juego, cuando en un tiro de esquina, que la defensa salvadoreña no pudo despejar; Fabio de Souza disparó y el portero Daniel Arroyo rechazó y el balón le quedó a Luciano Emilio que marcó de cabeza.

A los 16, fue el turno de Juan Carlos García. El defensor por la misma vía que el brasileño y puso el segundo en una mala marca de los cuscatletos.

En la segunda parte ingresó Roger Rojas y el joven delantero se hizo presente en el marcador. A los 74, aprovechó un rebote y anotó de derecha.

El partido terminaría bajo una torrencial lluvia que nada mas ponía el escenario exacto de lo que viviría el equipo con mas copas ganadas en El Salvador, les llovia sobre mojado.

Edgar Chinchilla anotó dos veces en los últimos 16 minutos y Xelaju logró para empatar 2-2 con el W Connection, en un partido que marcó el regreso de ambos equipos a la Liga Campeones de Concacaf.

Los dos equipos tuvieron un mejor juego en cada mitad aunque el W Connection consiguió la ventaja de 2-0 en el primer tiempo y Xelajú devolviendo el ataque en el segundo.

Hachim Arcia anotó a los 23′ y Rennie Britto sumó su gol a los 34′ mientras el cuadro de Trinidad y Tobago jugaba su primer partido oficial desde que perdió la final del Campeonato de Clubes del Caribe ante Caledonia en junio , y su primer partido en la Liga Campeones en casi tres años.

Para los chapines el empate en condiciónd vistitantes tuvo sabor a triunfo.