Soñadores esperan el 15 de agosto

Recurso legal para evitar la deportación de aquellos traídos al país como menores de edad
Soñadores esperan el 15 de agosto
Graduación simbólica de soñadores. El programa de Acción Diferida es resultado tangible de su lucha. Foto Francisco Barradas/El Mensajero

SAN FRANCISCO.– Sin residencia legal, Lucilda Campos no ha sentido miedo por ser indocumentada. Sus padres la trajeron a los Estados Unidos, procedentes de Ciudad Juárez, Chihuahua, México; ella ni siquiera recuerda esa mudanza.

“Nunca tuve miedo, la verdad. Como llegué a los 3 años, pues yo siempre me sentí dueña del país. Siempre he contribuido al bienestar de los Estados Unidos, no únicamente económico, sino también en servicios sociales, entonces por eso yo creo nunca me dio mucho miedo”, comentó Campos, quien hoy radica en Nuevo México.

Campos, quien iniciará sus estudios universitarios, visitó San Francisco a finales de junio para participar en una graduación simbólica de Soñadores (Dreamers), jóvenes indocumentados que apoyan una reforma migratoria.

Campos será posiblemente beneficiada por Acción Diferida, un recurso administrativo que dará protección legal y permisos de trabajo a personas como ella, traídas al país cuando eran menores de 15 años, y que prueben, entre otros requisitos, estudios completados o en curso.

Será el 15 de agosto cuando el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) publique los formularios e instrucciones para aquellos interesados en registrarse en el proceso de Acción Diferida.

El costo total del trámite será de 465 dólares. Aun cuando se enfrente un proceso de deportación, o incluso una orden final para abandonar el país, aquellos que califiquen para Acción Diferida podrán permanecer en el país al menos por los dos años siguientes.

El formulario de registro deberá enviarse por correo, junto con una solicitud del documento que autorice el permiso de empleo y el pago, que podrá hacerse mediante un giro, cheque certificado o tarjeta de crédito.

El Instituto de Políticas Migratorias (MPI, por sus siglas en inglés) estima, con base en cifras del Censo, que 1.76 millones de personas podrían beneficiarse de Acción Diferida en todo el país.

Tan sólo en California, MPI calcula que 460,000 individuos podrían ser elegibles para Acción Diferida; de éstos, un tercio habrían nacido en México.

Múltiples agencias comunitarias y organismos oficiales han insistido en ser cautelosos respecto a abogados o consultores de inmigración que ofrecen ayuda para completar el trámite de Acción Diferida.

Además, quizá no necesite ayuda para completar el formulario. Puede hacerlo usted mismo. Lo mejor es esperar la publicación de los pasos a seguir, el 15 de agosto.

La ley en California establece que los consultores de inmigración, lo mismo que los abogados, están obligados a dar un contrato de servicios que especifique la clase de servicios y tipo de documentación que le ayuden a completar. Si paga por servicios profesionales para registrarse en Acción Diferida, demande ese contrato; le servirá para defenderse ante un posible fraude.

Si llegara a necesitar asesoría, no olvide que puede acudir a agencias como el Centro de Recursos Legales para los Inmigrantes, en el 1663 de la calle Mission, sexto piso -llame para hacer una cita: 415-255-9499-; resulta más económico y sin riesgo de abuso.

USCIS ofrece información en español sobre Acción Diferida. Visite la página Uscis.gov.

Pero sobre todo, manténgase informado.