Breves de Latinoamérica y el mundo

El presidente de la Juventud Demócrata Cristiana de Suecia, Jens Aron Modig, insistió ayer en que no recuerda el accidente en Cuba que les costó la vida a los disidentes Oswaldo Payá y Harol Cepero.

“Del accidente mismo no me acuerdo bien. Tengo unas imágenes sueltas en mi memoria del coche que se sale de la carretera y luego me despierto en una ambulancia y no sé dónde estoy”, dijo Modig en declaraciones difundidas ayer por el diario sueco Dagens Nyheter (DN).

Las rebeldes FARC arreciaron sus ataques en la zona indígena del Cauca con la detonación de tres coches-bomba, sin causar víctimas, pero sí daños materiales, informó ayer la policía local.

El jefe policial de la zona, coronel Ricardo Alarcón, dijo que los insurgentes activaron ayerviernes una de las cargas en la vía Panamericana que conecta a las ciudades sureñas de Cali y Popayán, lo que causó daños a la malla vial.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, designó ayer al excanciller Edgar Gutiérrez como promotor oficial de la propuesta de su Gobierno de despenalizar las drogas como estrategia para hacer frente al narcotráfico.

“El excanciller se encargará de dar seguimiento a la propuesta y de promoverla ante la Organización de Estados Americanos (OEA)”, dijo a los periodistas un portavoz de la Presidencia.

Proyecto polémico

La iniciativa uruguaya de legalizar la marihuana y encargar al Estado la producción y comercialización de la sustancia ilícita más consumida en el mundo no ha tenido apoyo en otros países de América Latina, pese al reconocimiento general de la necesidad de replantear la lucha contra las drogas.

El Gobierno de Uruguay envió esta semana al Parlamento un polémico proyecto de ley que, de ser aprobado, hará del pequeño país latinoamericano el primero del mundo en el que el Estado será productor y vendedor de marihuana, con el fin de disminuir el avance de la delincuencia y arrebatar el negocio al narcotráfico.

?>