Breves del país

Las autoridades encontraron decenas de armas de alto poder, equipo táctico y cuatro mil rondas de municiones en el hogar de un hombre que asegura ser un expolicía de México y vive en una zona rural de Texas, informó la fiscalía. Los fiscales federales dijeron que Marcelino Aguirre supuestamente señaló a los investigadores que estaba involucrado con el cártel de Los Zetas y que las armas iban a ser enviadas a México. Aguirre fue arrestado la semana pasada en su hogar, cerca de San Marcos, y acusado de múltiples violaciones de posesión ilegal de armas. Registros de la prisión y la corte no nombran un abogado asignado para su defensa. La fianza para Aguirre fue fijada en 270 mil dólares.

El juez federal que preside el juicio contra el alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, con base en una demanda civil que lo acusa de ordenar a sus policías que se enfoquen en los hispanos durante su trabajo estaba por recibir ayer los argumentos finales por escrito. Ahora está programada una ronda de respuestas para la semana entrante. El juicio de siete días encabezado por el juez federal de distrito Murray Snow terminó el 2 de agosto. Snow fallará luego de revisar los argumentos finales.

Según los demandantes, los agentes de Arpaio ordenaron a algunos automovilistas que se detuvieran sólo por su apariencia hispana, sin una causa probable para ordenar las paradas, a fin de poder preguntarles sobre su estatus migratorio.

El alguacil ha dicho en repetidas ocasiones que sus policías tenían causa probable para creer que las personas a las que se les pidió detener la marcha habían cometido delitos.

Algo nuevo estará flotando dentro de poco en los cielos de Texas, sobre el límite entre Estados Unidos y México, cuando las autoridades federales prueben aparatos aerostáticos militares para ver si pueden ayudar a vigilar las fronteras. Los dispositivos, similares a un globo, probablemente despeguen hoy mismo en el Valle del Río Bravo, dijo el vocero de la Patrulla Fronteriza, Enrique Mendiola. No pudo precisar cuántos habría ni cuánto tiempo iba a durar la prueba. Los dispositivos, cedidos por el Departamento de Defensa, usualmente están equipados con cámaras y radares en lugares de batalla.