Censura en el Senado

Insólito cierre de cámaras de TV durante audiencia pública sobre las iniciativas de noviembre
Censura en el Senado

Los votantes necesitan estar bien informados sobre las iniciativas electorales por las cuales ellos deben decidir. Por eso llama la atención que en el Senado de California se haya impedido televisar una audiencia pública sobre las proposiciones más importantes de noviembre .

Todo comenzó cuando el Comité de Finanzas y Gobierno del Senado realizó el miércoles pasado la obligada audiencia pública sobre los tres aumentos de impuestos -las proposiciones 30, 38 y 39- además de la 31 que propone un cambio en el proceso para elaborar el presupuesto.

El propósito de este tipo de audiencia es informativo, allí exponen sus puntos de vistas quienes están a favor y en contra de una iniciativa.

Pero esta audiencia fue distinta. El presidente del Senado, Darrel Steinberg, decidió cerrar la señal de la televisora California Channel, que desde 1991 transmite como canal el quehacer legislativo en Sacramento a 5.5 millones de hogares.

La explicación, para tomar esta inusual acción, es que era “inapropiado proveer recursos legislativos para promover campañas de cualquier lado de las iniciativas … para la explotación en comerciales políticos de TV”. O sea, que no hay cámaras para evitar el posterior uso político del testimonio de los testigos de una audencia pública.

Con este criterio se cierran todas las cámaras de TV en la legislatura, porque siempre hay un político o interés especial que está promoviendo su agenda. Esa es la labor que se realiza en el Capitolio.

Más indignante es que se haya decidido que el derecho de información de millones de californianos sea menos importante que la posibilidad de que se haga un comercial político con una escena de la audiencia.

Es cierto que el futuro económico de California está en juego con estas iniciativas electorales, pero no es razón para la censura más burda. Esta acción deja un pésimo precedente y refleja el temor dentro de las filas demócratas a los argumentos de los opositores a los aumentos de impuestos.

Hay que recordar que las audiencias públicas legislativas son precisamente para informar a la mayoría de gente posible; para eso están las cámaras.