Piden fin a la criminalización de estudiantes

El 40% de las multas entre 2009 y 2011, fueron para niños de 7 a 14 años. Las multas son en su mayoría por llegar tarde a la escuela, peleas o no ir a clase.
Piden fin a la criminalización de estudiantes
Los estudiantes protestan con carteles alusivos a las multas de que son objeto, pidiendo apoyo profesional.
Foto: Virginia Gaglianone / La Opinión

Cuando Rosa Solache estaba en el noveno grado se peleó con una niña en la escuela. En lugar de llamar a los padres, hablar con las niñas o pedir ayuda a un consejero profesional, la escuela secundaria Roosevelt recurrió al Departamento de policía escolar de Los Ángeles (LAPSD) -que tiene una oficina en el mismo establecimiento- y Solache recibió una multa de 250 dólares.

Según cifras del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD), entre 2009 y 2011, LAPSD emitió 33,845 multas a estudiantes menores de 19 años.

Ayer por la mañana, y a una semana de comenzar las clases, padres, alumnos y maestros organizaron un acto frente a la sede de LAUSD para pedir que se descriminalice el comportamiento de los estudiantes.

“En lugar de esta práctica discriminatoria y de criminalización, le pedimos al LAUSD que se traten los problemas de raíz, con consejeros profesionales y recursos de prevención”, señaló Manuel Criollo, activista y director del Centro de Estrategia, una organización comunitaria sin fines de lucro.

“Mis padres tuvieron que llevarme a la corte y perdieron un día de trabajo y yo fui suspendida por dos días y tuve que hacer trabajo comunitario”, recordó Solache. “Después volví a la escuela como si nada hubiese pasado, jamás resolvimos el problema de la pelea, ni pudimos hablarlo con maestros o consejeros”.

“Como maestro yo puedo ver el impacto negativo que tiene en los jóvenes que la policía les ponga esposas y los arreste y los trate como criminales”, señaló Andrew Terranova, profesor de Estudios Sociales en las escuelas Manual Arts, University y Westchester de LAUSD.

“Los niños sienten miedo de ir a la escuela y baja su autoestima. El mensaje que les estamos dando es que ellos no nos importan y que por eso se los pasamos a la policía. Los arrestos y multas contribuyen en gran parte a que los niños abandonen sus estudios. Es como empujarlos a que se vayan”.

“Hasta marzo, los niños incluso recibían multas desde 250 a 1,000 dólares por llegar tarde a la escuela”, agregó Criollo. El organizador dijo que hablaron con el Jefe de policía de LAPSD Steve Zipperman y que les prometió que reduciría la suma de las multas, pero que ellos ahora querían un compromiso por escrito. “También estuvimos hablando con representantes del LAUSD y nos reuniremos con el Superintendente John Deasy para tratar la situación”.

El 40% de las multas entre 2009 y 2011, fueron para niños de 7 a 14 años. Las multas son en su mayoría por llegar tarde a la escuela, peleas o no ir a clase.

“Las escuelas privadas no tienen policías, sino consejeros. La mayoría de los estudiantes de LAUSD son minorías de color y sus padres son de clase trabajadora, para quienes 250 dólares es mucho dinero”, señaló Criollo.

Las multas son emitidas en su mayoría a niños hispanos y afroamericanos. Según información del LAUSD, el 76% de las multas entre 2009 y 2011 fueron para estudiantes latinos que constituyen el 73% del cuerpo estudiantil de LAUSD. El 18% de las multas fueron para estudiantes afroamericanos que constituyen el 10% de LAUSD. Sólo el 4% de las multas fueron para estudiantes blancos que representan el 8.8% de LAUSD.

Sólo el 1% de las multas fueron por portar armas, que incluye todo tipo de objetos incluso hondas.