Por fin oro en waterpolo

Estados Unidos se corona ante España en su cuarto intento olímpico

El técnico estadounidense de waterpolo femenino, Adam Krikorian, aseguró ayer, tras ganar el oro olímpico, que su equipo jugó “con el corazón” y realizó un gran trabajo defensivo para derrotar a España por 8-5.

Estados Unidos tenía dos deudas pendientes en el torneo olímpico de waterpolo, puesto que había perdido dos finales (en Sydney 2000 y en Beijing 2008). También había conquistado una medalla de bronce en Atenas hace ocho años.

“Me he quedado sin palabras. El sentimiento es increíble”, comentó el seleccionador estadounidense, quien se presentó ante los periodistas con la ropa mojada, ya que fue tirado al agua tras el partido por sus jugadoras.

Krikorian destacó el gran juego defensivo de su equipo, que atajó cualquier balón para la boya española Maica García, así como los lanzamientos de Anni Espar, una de las mejores tiradoras del equipo de Miki Oca.

La veterana Brenda Villa se quedó sin palabras tras la victoria. “Aún no me lo creo. Jugamos un gran partido defensivo y eso es lo que nos hizo ganar la medalla de oro. No hay palabras para describir lo que siento”, comentó.

Villa elogió el gran torneo realizado por Maggie Steffens.

“Es una jugadora fenomenal, pero también realizó un gran trabajo la meta Betsey Armstrong”.

Otra de las veteranas, Heather Petri, que ha formado parte de todos los equipos de waterpolo estadounidense participantes y ganadores de medalla en unos Juegos, dijo sentirse “orgullosa” de este equipo.

La luchadora colombiana Jackeline Rentería, quien ayer obtuvo en Londres la segunda medalla de bronce de su carrera y la sexta para Colombia en estos Juegos tras derrotar a la ucraniana Tetyana Lazareva en la categoría de 55 kilogramos, empezó su actividad deportiva en la gimnasia, pero tardó poco en cambiar a la especialidad que le dio la gloria.

Rentería, bronce en Beijing 2008, llegó a Londres tras ser primera en el Mundial clasificatorio que se celebró en Helsinki el pasado mes de mayo.

“En primer lugar, quiero dar gracias infinitas a Dios. Él me prometió hace mucho tiempo que me iba a dar títulos y este año me los ha dado. Y aquí estoy, gracias a él, celebrando esta medalla”, aseguró la primera mujer colombiana en ganar dos medallas olímpicas.

“Es una alegría para mí ser la primera mujer en hacerlo y también espero ser la primera en conseguir tres. El camino continúa y yo ya miro a Río de Janeiro”, señaló.

La británica Nicola Adams, la irlandesa Katie Taylor y la estadounidense Claressa Shields se alzaron ayer con las tres primeras de medallas de oro repartidas en el boxeo femenino de Londres 2012.

Luego que el boxeo masculino estadounidense cumplió un papelón sin precedentes al despedirse sin medallas, Shields salvó el honor con un oro para las mujeres en el peso mediano tras derrotar 19-12 a la rusa Nadezda Torlopova.

Shields apenas tiene 17 años y se lució sobre el cuadrilátero con su pegada y bailoteos al vencer a su rival de 33 años. Shields le sacó la lengua a Torlopova tras esquivar varios golpes en el último asalto.

La adolescente ganó el único oro del equipo de 12 boxeadores de Estados Unidos. La otra presea fue un bronce de Marlen Esparza en la división mosca.

Taylor se consagró en la división ligera.

Mientras que en clavados, la china Chen Ruolin volvió a demostrar que no tiene pares en los clavados, al repetir la medalla de oro en los saltos desde plataforma de 10 metros. Es el segundo título de Ruolin en Londres.

“Estoy muy satisfecha por haberle dado otra medalla de oro a China”, expresó Roulin. China ha ganado seis de las siete medallas de oro repartidas en los clavados “Rusia le robó el título en el trampolín de tres metros” y sólo falta la plataforma de 10 metros de hombres.