Se expanden clínicas comunitarias

En los últimos dos años han recibido 36.3 millones de dólares del HHS
Se expanden clínicas comunitarias
Clínicas comunitarias de LA.
Foto: Archivo.

Las clínicas comunitarias del condado de Los Ángeles están conmemorando la Semana Nacional de los Centros de Salud promoviendo la actividad física, exámenes de salud y oportunidades para que la población se eduque sobre cómo mantenerse sana.

La mayoría de los más de 145 centros de salud en el condado, han preparado diferentes eventos como ferias, foros y algunos han abierto sus puertas a la comunidad a la que sirven, para exhibir los servicios disponibles.

“Este año, mientras celebramos la Semana de los Centros de Salud Comunitarios cuyo lema es ‘Energizando Comunidades más Saludables’, tenemos que recordar que por 45 años, los centros de salud comunitarios han servido a individuos y familias sin importar si tienen seguro médico”, declaró la secretaria de Salud Kathleen Sebelius.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ha otorgado alrededor de 36.3 millones de dólares en los últimos dos años a las clínicas comunitarias en Los Ángeles para que puedan expandir la capacidad de atención a pacientes.

El objetivo de las donaciones es que estos centros estén listos para atender a las personas que tendrán cobertura de salud a través de Medicaid (MediCal en California) y para que brinden atención primaria a las personas que no se beneficiarán con la reforma de salud.

En Estados Unidos hay unos 8,500 clínicas comunitarias que atienden a más de 20 millones de personas anualmente.

A nivel local, el Congresista Xavier Becerra se dio a la tarea de visitar centros de salud comunitarios como la clínica de AltaMed, ubicada en el Children’s Hospital de Los Ángeles.

“Las clínicas comunitarias tienen un papel importante en la salud de nuestras comunidades que se hará aún más grande con la entrada en vigencia de la reforma de salud. Estas clínicas son la diferencia entre el acceso servicios médicos preventivos y esperar hasta último minuto para ir a la sala de emergencia del hospital”, dijo el congresista.

Durante su visita a Children’s Hospital, Becerra conoció a Gladis Yanez y su esposo Gregorio Mora, así como a los hijos de la pareja Jennifer, de 8 años, y Urik, de 14. Yanez y Mora no tienen seguro médico actualmente y debido a su estatus migratorio seguramente no calificarán para la expansión de Medicaid. Su única opción será acudir a alguna clínica comunitaria.

“Las clínicas comunitarias como esta (AltaMed) son muy buenas. Nos ayudan mucho. Estamos muy agradecido con el servicio que le da a nuestros hijos”, dijo Yanez.

El supervisor del Condado de Los Ángeles, Mark Ridley Thomas, festejó la semana de las clínicas patrocinando el miércoles una caminata de dos millas sobre la calle Hoover, en el sur de la ciudad, hasta el parque Mount Carmel. Esta es una de las áreas más afectadas por la obesidad, hipertensión y problemas cardíacos del condado.

“Yo promuevo la actividad física no sólo en mi distrito, sino también entre mi equipo de trabajo. Yo caminó todos los días y le pido a mis empleados que hagan lo mismo… No es una obligación, sino una sugerencia”, dijo Ridley-Thomas, quien lideró un grupo de 50 residentes del área y activistas comunitarios.

HHS reconoce a las clínicas comunitarias como un modelo de atención que es efectivo y barato para atender a las personas con bajos ingresos que tienen seguro médico público y a quienes carecen de cobertura de salud.