Acusan a hispano de vender marihuana a estudiantes en 13 estados

Alegadamente, la droga que era vendida a estudiantes, se enviaba desde Colorado a los estados de Arizona, Florida, Indiana y Texas, entre otros

Denver – El fiscal general de Colorado presentó hoy cargos contra un empresario hispano de Denver, dueño de un dispensario legítimo de marihuana medicinal, a quien se acusa de haber usado su negocio como pantalla para vender marihuana a estudiantes universitarios en 13 estados.

Según Carolyn A. Tyler, portavoz de la fiscalía general estatal, las autoridades judiciales acusan a León Cisneros, de 49 años, de 59 violaciones a la ley de Colorado del Control del Crimen Organizado, por su participación en una organización delictiva, de la que él era uno de los tres dirigentes, que cultivaba, compraba, vendía y distribuía marihuana ilegalmente.

De hecho, la droga se enviaba desde Colorado a los estados de Arizona, Florida, Indiana, Iowa, Luisiana, Maryland, Massachusetts, Nuevo México, Oregón, Dakota del Sur, Tennessee Texas y Virginia, y al Distrito de Columbia (Washington).

“La presentación de estos cargos y las acusaciones de que se vendió marihuana medicinal por la ‘puerta de atrás’ de un dispensario para distribuir la marihuana en otros estados es consistente con la información recientemente compilada por las agencias de seguridad de Colorado”, dijo John Suthers, procurador general de justicia de Colorado, en un comunicado.

“Cada vez es más claro que, como lo anticipamos en las audiencias legislativas en 2007, Colorado se está transformando en un importante exportador de marihuana al resto del país”, agregó.

El reporte mencionado por Suthers, un documento de 27 páginas titulado Montañas Rocosas- Área de alta intensidad de tráfico, sostiene que a dos años de la legalización de los dispensarios en Colorado, las reglas para controlar la venta de marihuana medicinal no han sido efectivas, por lo que la droga autorizada a ser vendida con ese propósito se usa para otros fines.

El informe revela que 19 agencias de seguridad encontraron 70 casos recientes de venta indebida de marihuana medicinal de Colorado en otros estados.

Uno de esos casos es el de Cisneros, quien hasta hace poco operaba un dispensario en Denver.

Según la portavoz Tyler, agentes encubiertos encontraron que Cisneros vendía marihuana que luego era distribuida entre estudiantes universitarios en varios estados.

Además, de acuerdo con el parte oficial, Cisneros habría cometido fraude impositivo, al no pagar 16.000 dólares en impuestos a las ventas y al luego presentar información falsa sobre las ventas realizadas en el dispensario.

Cisneros también había organizado un sistema de cultivo y distribución de la marihuana. Según las autoridades, Tanner John Kimberlin y Kyle Abt cultivaban las plantas de marihuana en sus casas del condado Elbert, al sureste de Denver. Otro sospechoso, Jeremy Crawford, está acusado de coordinar la distribución de la droga fuera de Colorado.

De ser encontrados culpables, Cisneros y sus cómplices podrían recibir sentencias de ocho a 24 años en prisión.