Liborio Markets pone esperanzas en reunión con el Banco Popular

La cadena de tiendas llegó a tener 12 locales en tres estados del país.

Liborio Markets pone esperanzas en reunión con el Banco Popular
Unas 30 personas protestan para que se logre un acuerdo con el dueño de Liborio Markets.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

El dueño de los supermercados Liborio, Enrique Alejo, tiene programada hoy una reunión con representantes del Banco Popular para hablar sobre la millonaria deuda.

Los tres supermercados que quedaban abiertos fueron cerrados por el banco el pasado 24 de julio, después de un fallo judicial en contra de Alejo. Liborio Markets llegó a tener 12 tiendas en tres estados del país.

“El Banco Popular tiene la potestad para salvar las tres tiendas originales que estaban abiertas y salvar no solo el trabajo de 200 personas, sino también puede darle la oportunidad al señor Alejo de pagar la deuda. Al final, eso es lo que el banco quiere. El banco quiere recuperar su dinero y Liborio Markets lo puede (pagar)”, aseveró Miguel Herrera, un anterior ejecutivo de alto rango de la cadena de supermercados que trabajó muchos años en este negocio.

Herrera y otras 30 personas -la mayoría de ellas activistas comunitarios centroamericanos- realizaron ayer una protesta frente a las oficinas centrales del Banco Popular ubicadas en el centro de Los Ángeles.

“Estamos buscando que el banco nos escuche. Somos muchos en la comunidad que estamos pidiendo que le den una nueva oportunidad de reestructuración a Liborio para que pueda sobrevivir. Liborio es todos nosotros, este cierre nos afecta a todos”, dijo Rosa Posada, presidenta de la Unión de Guatemaltecos Inmigrantes de Los Ángeles.

Esa organización tenía planificado un evento comunitario en el estacionamiento de Liborio para el 19 de agosto. Posada tuvo que cancelarlo y buscar un nuevo anfitrión.

“No fue fácil encontrar a otro amigo que nos abra las puertas. Don Alejo hasta nos regalaba botellas con agua para los cantantes y los artistas en los eventos de recaudación de fondos. Nadie más hace eso por nosotros. Por eso decimos que Liborio es de todos nosotros. Por eso estamos aquí”, dijo Posada.

Enrique García, uno de los fundadores de Padres Contra el Cáncer, dijo que el banco debería considerar la buena relación que mantuvo por décadas con Liborio Markets.

“Estamos pidiéndole al banco que se toque el corazón y que vea que don Enrique ha probado que tiene experiencia y que puede hacer que el negocio vuelva a funcionar. Él sabe cómo hacerlo, lo que necesita es tiempo. Él no les está pidiendo no pagar, sino que le den tiempo”, dijo García.

Enot Rubio, presidente de El Piche -una organización sin fines de lucro que realiza proyectos de ayuda en zonas pobres de El Salvador-, comentó que aún está trabajando en construir la Cuarta Clínica Enrique Alejo -que estaría ubicada en Comunidad El Carmen, La Unión-.

“Don Enrique ha extendido su mano en todos los proyectos que El Piche ha realizado… Son unos 20 proyectos en los que hay clínicas, centros de computadoras, carreteras y centros comunitarios. Él es un amigo de todos y es muy triste lo que está pasando”, dijo Rubio.

Enrique Alejo patrocinó tres clínicas que llevan su nombre en El Piche, San Vicente e Ilobasco.

Liborio Markets fue cerrado el 24 de julio tras una orden judicial que le entrega las últimas tres tiendas al Banco Popular para que las liquide y se cobre los $50 millones de deuda.

Ningún ejecutivo del Banco Popular estuvo disponible para comentar sobre el caso.