Señalan a Los Zetas como contrabandistas de cigarros desde Panamá

Los grupos delictivos utilizan el contrabando de mercancías como medio para lavar dinero.
Señalan a Los Zetas como contrabandistas de cigarros desde Panamá
Foto de archivo que muestra a miembros de Los Zetas.
Foto: Archivo

Panamá.- El grupo delictivo Los Zetas figura como una de las principales organizaciones involucradas en el contrabando de cigarrillos desde Panamá hacia otros países de Centroamérica, a México y a Brasil, reveló hoy el ejecutivo de una tabacalera.

“Son Los Zetas y las distintas mafias que operan en Centroamérica y el Caribe. Aparte de sus acciones ilícitas, están en el contrabando porque con estos productos logran lavar dinero”, dijo Alfonso Cordón, gerente regional de protección de marca de British American Tobbaco.

En un foro sobre el tema, Cordón afirmó que la organización criminal mexicana “tiene mucha influencia en el contrabando” en la región debido a que sus integrantes se han desplazado de México hacia el sur, en específico a Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador.

Indicó que en conversaciones con distintas autoridades de Centroamérica en el marco de investigaciones sobre el contrabando desde la Zona Libre de Colón (ZLC), en el Caribe de Panamá, la banda de Los Zetas aparece mencionada.

Incluso citó que de acuerdo con las pesquisas, el 50% del negocio del grupo está relacionado con el tráfico de drogas y el otro 50% al contrabando de cigarrillos y al tráfico de personas y armas.

La manera en que operan los contrabandistas empieza cuando uno de sus miembros visita fábricas de cigarrillos en Paraguay, China o India para comprar producto, que luego es trasladado hacia la ZLC bajo un manifiesto aduanal “de tránsito” y después se “reexportación”.

“Van a Centroamérica y luego a México o Brasil. (Ambos países) son el principal objetivo de ellos por el tamaño del mercado y el número de consumidores”, explicó Cordón.

El ejecutivo mencionó que las bandas organizadas de la región incursionaron en el contrabando de mercancías como un medio para legalizar el dinero obtenido por el tráfico de estupefacientes o armas.

“Obtienen mucho dinero en efectivo por las drogas y de alguna manera tienen que legalizarlo y una de ellas es utilizando productos de tradición como el tabaco, lo legalizan en distintos países y lavan dinero”, indicó.

Como dato curioso citó que Belice –otro destino del contrabando- registra operaciones bancarias superiores a las de todos los países de Centroamérica “con conexiones hacia Panamá”, sin tener una gran industria, aunque sí tres casinos en la frontera con México.

Uno de los problemas de las autoridades es que no pueden revisar mercancía cuando en los documentos aduanales se asienta que va en tránsito, aunque ejecutivos de British American Tobbaco, valoraron las acciones contra el flagelo de la Autoridad de Aduanas de Panamá.

Cordón indicó que por su posición geográfica, Panamá es un punto importante en la logística de los contrabandistas de cigarrillos, con un flujo ilegal de 5.5 millones de unidades desde la ZLC, de los cuales sólo un millón se queda en el país del istmo.

De Paraguay –país con 35 fábricas de cigarrillos cuyo 90% se exporta-, India y China, procede el tabaco que se triangula a los países de la región desde la zona libre panameña, para impactar en el precio al consumidor final.

Sobre China, dijo que una gran fábrica de ese país tiene una producción superior a las tres grandes tabacaleras del mundo, incluida la British American Tobbaco.

Durante el foro, el ex fiscal sobre delitos de propiedad intelectual y ahora un consultor legal, Ramiro Esquivel, alertó sobre los problemas económicos, sociales y de salud que representa el contrabando de cigarrillos, su falsificación y alteración.

Como varios países de la región, también Panamá endureció el consumo de cigarrillos, con prohibiciones en sitios públicos y la imposición de tasas fiscales de hasta el 100%, pero según Cordón ello repercutió en incrementar el consumo de productos ilícitos.