Pone de cabeza a Culiacán

Calurosa bienvenida a María del Rosario en su estado natal
Pone de cabeza a Culiacán
María del Rosario Espinoza sonrió de nuevo, ahora en su país.
Foto: EFE

CULIACÁN, México (NTX).- Al ritmo de música de tambora, el aplauso y reconocimiento de decenas de aficionados, la taekwondína María del Rosario Espinoza fue recibida en esta ciudad como auténtica embajadora deportiva.

La obtención consecutiva de dos medallas -oro y bronce en Beijing 2008 y Londres 2012, respectivamente- que marca un precedente en el olimpismo mexicano la convierte en la mejor exponente de México en esas justas y la sitúan como un ícono del deporte sinaloense.

La deportista fue recibida en el Aeropuerto Internacional de Culiacán por familiares, amigos y funcionarios gubernamentales, entre ellos el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez y el alcalde Aarón Rivas Loaiza.

El mandatario estatal la considera como la mejor atleta en la historia de este país.

“Es un ejemplo, desde los 15 años sacrificándose de muchas cosas, a veces a lo mejor con dietas muy rigurosas, con entrenadores que no son precisamente blandos y a veces teniendo qué aguantar situaciones que no le pueden resultar cómodas, ni agradables”, manifestó el gobernador del estado de Sinaloa.

“Pero los triunfadores son los que se forjan en la adversidad, son los que a pesar de las vicisitudes y las dificultades sin dar explicaciones obtienen victorias”, abundó.

López Valdez adelantó que le pedirá a María del Rosario Espinoza que a final de año asista con gran orgullo a la inauguración del Centro de Alto Rendimiento que se construye en Culiacán, y que lleva el nombre de la deportista sinaloense.