Rescata empate

La Máquina, con gol de Barrera, logra 'puntito' en casa ante León

MÉXICO, D.F.- El Cruz Azul rescató ayer un empate, 1-1, en casa ante el León, gracias a un golazo de tiro libre del recién llegado Pablo Barrera, quien se estrenó en el torneo como goleador de La Máquina, que todavía no gana en el Estadio Azul.

En un partido en el que el primer tiempo ofreció pocas emociones, tanto esmeraldas como celestes ofrecieron lo mejor de sí en la parte complementaria.

Luis Montes abrió el marcador al 69′, tras una pared con Carlos Peña, que después de un rebote en Fausto Pinto lo dejó solo frente a Corona y definió al lado derecho del guardameta del Tri olímpico.

Después del gol, Guillermo Vázquez se fue con todo al ataque en busca del tanto del empate, e ingresó al “Chuletita” Orozco por Pinto, cambio que le funcionó, ya que al 73′, Pablo Barrera, quien había comenzado en la banca, cobró una falta de manera magistral para hacer el tanto de la igualada para La Máquina.

Con el resultado, La Máquina sumó su tercer empate de la temporada y llegó a 9 puntos para colocarse cuarto de la tabla empatado con el Morelia.

El León, que hace un par de meses regresó a la Primera División luego de 10 años en la liga de Ascenso, llegó a 10 puntos y al segundo lugar de la tabla arriba de Tijuana por diferencia de goles.

El cuadro cementero visita a los Pumas en la jornada 6, mientras que los Panzas Verdes le harán los honores al Morelia en el Nou Camp.

La afición en el Estadio Azul colmó de aplausos a los 3 medallistas de oro en Londres 2012, con la selección mexicana, pertenecientes a La Máquina: Jesús Corona, Javier Aquino y Néstor Araujo, ayer en el partido ante el León.

Tras la ceremonia protocolaria que exige la Liga MX, Cruz Azul Futbol Club realizó una pequeño homenaje a sus jugadores, y les entregó un par de reconocimientos a la mitad de la cancha.

Aquino, Araujo y Corona recibieron un Big Ben en miniatura, con inscripción de felicitación detrás, además de un reloj de pulsera de buena marca, de manos de Alberto Quintano, director deportivo celeste, e Isaac Velasco, director administrativo del club.

Mientras el sonido local anunciaba a los futbolistas, la afición celeste se entregó con aplausos y gritos, e incluso, la del cuadro visitante aplaudió a los integrantes del Tri olímpico que se colgó el metal áureo.

Y cada vez que Aquino intentaba generar peligro por la banda derecha, los asistentes aplaudían sus gambetas y reclamaban al árbitro cuando lo derribaban.

Los fans de los Esmeraldas sufrieron para llegar al duelo, pues la porra que viajó desde El Bajío ingresó cuando arrancaba el cotejo, y uno de los 6 camiones simplemente no llegó.

Un autobús con 50 aficionados del León, ya con boleto en mano, sufrió una descompostura en San Juan del Río, Querétaro, por lo que los seguidores resignados tuvieron que ver el cotejo en un paradero cercano.