Responden a inquietudes de acción diferida

Berman dice que su lucha comenzó con la inspiración de una joven indocumentada que se había graduado con honores de la secundaria
Responden a  inquietudes de acción diferida
El congresista de Chicago, Luis V. Gutierrez contestó preguntas de los presentes sobre el tema de la 'Acción Diferida'.
Foto: Jonathan Olivares / La Opinion

Desde que el presidente Barack Obama anunció el decreto de acción diferida, que detiene las deportaciones de los jóvenes indocumentados menores de 31 años, han surgido muchas inquietudes sobre los beneficios de la misma, lo que sucederá en dos años cuando expire, y los trámites para lograr el tan ansiado estado migratorio.

Para disipar esas y otras interrogantes, un grupo de dirigentes políticos demócratas del Valle de San Fernando junto con el congresista federal de Chicago, IL, Luis Gutiérrez, se reunieron ayer en el Salón de Conferencias de la Estación de Policía de la Comunidad de West Valley, en Reseda, donde compartieron con numerosos asistentes.

Estuvo presente el congresista californiano Howard Berman, quien representa al Distrito 28 en la Cámara de Representantes; él fue quien redactó el borrador y pasó en el congreso el proyecto de ley conocido como DREAM Act.

“Hay jóvenes que fueron traídos aquí, a una tierna edad y sin haber sido consultados”, dijo Berman durante su intervención. “El país pierde mucho cuando estos jóvenes no pueden contribuir con la sociedad; pero ahora tenemos una vía que, aunque no es una reforma completa, les permitirá incorporarse a ella”.

También estuvieron presentes Alex Padilla, representante del Distrito 20 en el Senado de California, Felipe Fuentes, miembro de la asamblea y Luis Gutiérrez.

“Hace 11 años atrás Berman vio la necesidad de ser autor de un instrumento que hoy se esta utilizando como marco de referencia en la decisión del presidente de los Estados Unidos”, dijo Gutiérrez. “Hay que entender que si el presidente tomó la decisión de utilizar su autoridad ejecutiva fue en gran medida porque podía sostenerse en la aprobación del DREAM Act por parte de la Cámara de Representantes”.

El evento transcurrió en forma informal, con la participación de Berman y Gutiérrez para dar a conocer lo que significa los logros obtenidos hasta ahora y lo que todavía se debe esperar. Ambos coincidieron en que la lucha continua y que los padres, en un futuro, conseguirán la misma victoria que han obtenido sus hijos con el reciente decreto.

Gutiérrez enfatizó el trabajo de Berman como autor del DREAM Act y su sensibilidad ante los problemas que enfrentan los jóvenes indocumentados para cursar estudios universitarios, una vez que se gradúan de la secundaria, o de obtener empleo cuando ya han obtenido un título universitario.

“No solamente hay que sembrar, sino también hay que recoger la cosecha”, dijo Gutiérrez, refiriéndose a la importancia de trabajar unidos y con una sola voz. “La cosecha son los jóvenes que aun esperan por la aprobación del DREAM Act”, dijo.

Berman, por su parte, dijo a La Opinión, que su lucha comenzó con la inspiración de una joven indocumentada que se había graduado con honores de la secundaria pero que su estatus migratorio no le permitiría cursar estudios por no tener derecho a ayuda financiera.

También destacó el esfuerzo que estos jóvenes hacen para mantenerse lejos de las drogas y de las pandillas y ser mejores estudiantes y cuya recompensa al final es el impedimento de seguir cursando estudios para convertirse en ciudadanos que aporten algo positivo a la sociedad.

Uno de los aspectos mas relevantes del evento fue las muestras de aprecio y apoyo demostrado a Berman por parte de la comunidad latina.

Personas de diferentes lugares del valle manifestaron que Berman ha sido un luchador incansable por sus derechos, especialmente de una reforma migratoria justa.

“El congresista Berman ha trabajado por los derechos de los trabajadores, especialmente de los inmigrantes”, dijo Soledad Alatorre, quien lleva muchos años trabajando por la comunidad y ha sido coordinadora de movimientos sociales latinos y una de las fundadoras del Centro de Acción Social Autónomo (CASA).

Después de su intervención, Berman y Gutiérrez llevaron a cabo una ronda de preguntas y respuestas para aclarar dudas sobre el diferimiento, especialmente el temor de ser deportados si las autoridades de inmigración deciden que alguna de las personas que han sometidos sus documentos en el proceso no son elegibles para obtener este beneficio.