TU TECNOLOGÍA: Saca tu teléfono que llegó la cuenta

Los pagos móviles están finalmente evolucionando, y aunque todavía no son una parte intrínseca de nuestras vidas diarias, poco a poco se están posicionando para lograrlo. Piensa en esto: ya prácticamente todos tenemos teléfonos móviles que son básicamente una computadora en nuestros bolsillos, tienen una conexión a Internet y envían y reciben mensajes de texto. Con estos simples requisitos y la ayuda de estas aplicaciones, tu teléfono se puede convertir en una caja registradora o sencillamente en tu billetera.

Antiguamente (te estoy hablando de hace cinco años), procesar transacciones de un cliente con tarjetas de crédito era toda una aventura; y por el costo asociado para los dueños de pequeños negocios era una aventura a un lugar exótico. Si querías procesar tarjetas de crédito necesitabas contratar a una compañía que te proveía la maquinita para pasar las tarjetas, que no es más que una computadora primitiva -un servicio por el que terminabas pagando un ojo de la cara. Al hacerse populares los teléfonos inteligentes esto comenzó a cambiar, ya que comenzaron a salir dispositivos y aplicaciones que aprovechan las funciones del mismo.

Entre los más populares para procesar tarjetas están Square e Intuit Go Payment. Ambos te proveen un dispositivo que conectas al teléfono y una aplicación para procesar los pagos. Un nuevo contrincante está entrando al mercado, que es NCR -la legendaria compañía que fabrica cajas registradoras, máquinas de ATM y mucho más-.

Por otro lado están los pagos personales, los cuales están avanzando también rápidamente. Compañías establecidas como PayPal están atacando este mercado enfocándose en los teléfonos inteligentes a través de aplicaciones; sin embargo, aunque abundan, todavía hay muchas personas que no tienen acceso a ellos, sobre todo en países en vía de desarrollo.

Para satisfacer esta necesidad cada vez mayor están surgiendo compañías como GCS International -de la República Dominicana-, creadora de una plataforma llamada tPago. tPago ya es un éxito en Santo Domingo y ahora quiere expandir su plataforma a América Latina comenzando por Colombia, Guatemala, El Salvador y Puerto Rico. Su solución está diseñada para poder ser utilizada en cualquier teléfono GSM; utiliza el sistema USSD, que es un primo hermano del sistema de SMS o más popularmente conocido como mensajes de texto. ¿Qué quiere decir esto? Que no necesitas tener un teléfono con acceso a Internet para utilizarlo.

Utilizando este sistema se pueden hacer transferencias de dinero directas de una persona a otra, pagar facturas, recargar minutos de celular y, por supuesto, realizar compras en comercios. ¿Será este un negocio factible? Parece serlo: dos años después de salir al mercado tPago está creciendo 57% al año y cuenta con más de 300 mil afiliados.

El mundo de los pagos móviles todavía está en su infancia y es un mercado que no está maduro. En los próximos años hay que prestarle atención a este sector, que tiene un potencial de crecimiento enorme y, más que nada, tiene la posibilidad de cambiar la manera en que hacemos nuestras transacciones diarias y -finalmente, en un futuro no muy lejano- hacer que dejemos de utilizar billetes de papel, una práctica que inició en China en el siglo XII, en la dinastía Tang.