Con acento ‘bravío’

Cristián de la Fuente regresa a su Chile natal para protagonizar telenovela Amor bravío, de Univision, junto a Silvia Navarro, César Évora y Leticia Calderón

Con acento ‘bravío’
Silvia Navarro y Cristián de la Fuente en 'Amor Bravío', que inició su andadura televisiva hace una semana por Univision.
Foto: Televisa

El acento chileno es totalmente auténtico.

Por primera vez en una telenovela, Cristián de la Fuente no tuvo que modificar su entonación para dar vida a un personaje en una telenovela mexicana.

“Hace mucho tiempo que no regresaba a trabajar en mi país, así que fue una maravilla trabajar y regresar a dormir a mi casa. Y por otro lado también una maravilla llegar a la televisión mexicana y de otros países”, dijo el actor vía telefónica desde Miami a punto de abordar un avión que lo regresaría a México para retomar las grabaciones que iniciaron en Santiago de Chile y ahora son realizadas en una hacienda del Estado de México.

De la Fuente recibió su primer protagónico en la empresa Televisa con el apoyo del productor Carlos Moreno, quien lo contactó para ofrecerle el estelar en Amor bravío que se trasmite por Univision desde hace una semana.

“Daniel Díaz es un chileno que recibe una herencia de un rancho en México y se supone que eso le va a solucionar la vida. Pero a raíz de ello empiezan a suceder muchas cosas para quitárselo y él llega a México con sed de venganza”, explicó el actor, que también reside en Los Ángeles con su esposa y su hija.

En su primer protagónico, comparte créditos con Silvia Navarro, su pareja sentimental en la historia y a quien describió como “una maravilla”, así como con César Évora y Leticia Calderón, dos de los principales villanos del melodrama.

Añadió sentirse feliz con lo que es su tercera telenovela en territorio mexicano tras colaborar en Corazón salvaje y Fuego en la sangre. En Corazón salvaje, trabajó junto a Aracely Arámbula pero por decisiones de Univision, posiblemente motivadas por bajos índices de audiencia que la empresa nunca confirmó, pasó del horario estelar al de medianoche.

El reto de cautivar a la audiencia tras el final de la popular La que no podía amar es uno que el también piloto aviador espera conseguir con otra historia de amor, que se desarrolla alrededor del mundo taurino.

“Es una telenovela que es dinámica. Si bien es una historia de amor -que al fin del día así son todas las novelas-, tiene acción, policial y un crimen que se tiene que solucionar y hay varias cosas que la hacen distinta de una novela normal”, aseguró.

Defendió que, a pesar de tener matices de otra que fue un gran éxito en 1985, la trama es original.

“Es totalmente nueva. Si bien tiene elementos de De pura sangre tiene muchas partes que son totalmente nuevas. No es un remake. Tiene algo de esa novela pero también de una novela que escribieron Martha Carrillo y Cristina García que se llama En los cuernos del amor que la adaptaron. Eso es lo que ha hecho que el público de México la apoye tanto”, aseguró.

Por otra parte, aseguró que bailar ha quedado totalmente fuera de sus planes laborales. En 2008 fue uno de los concursantes de Dancing with the Stars. Aunque llegó a la semifinal de este show televisivo que lo ayudó a darse a conocer con el público anglosajón, fue tanto el reto físico que no desea repetirlo.

“No me convocaron [para la nueva versión Dancing With the Stars: All Stars] pero ya cumplí con mi cuota de baile de por vida”, afirmó sin dudarlo.

Por ahora seguirá en México trabajando pero al concluir esta producción se tomará un descanso para analizar las propuestas de trabajo en inglés y en español.

“Si bien hago algo en México, vuelvo a Chile, y luego a Estados Unidos. Toda mi vida he trabajado en diferentes mercados. Nunca he dejado de lado al mercado hispano y esta vez no será la excepción de volver a trabajar al mercado anglo y luego al español”, afirmó.

En la televisión estadounidense ha sido invitado especial en las series Private Practice y Brothers and Sisters, entre otros.