Los Pumas aguan fiesta

Derrotan a Santos en el marco del homenaje a Oribe Peralta

TORREÓN, México.- Emanuel Villa hizo que los Pumas rompieran de tajo sus malas rachas, eso sí, ayudado por el lagunero Carlos Darwin Quintero.

Más allá de las dos derrotas en fila, los auriazules se metieron al complicado Estadio Corona, donde habían ganado por última vez en julio de 2005, pero ayer repitieron esa sensación al vencer 2-1 a los Santos.

Porque el “Tito” Villa se estrenó como goleador de los Pumas cuando al 30′, recibió el balón tras un servicio de Efraín Velarde y tras quitarse la marca de César Ibáñez disparó antes de que Aarón Galindo tapara el intento.

Oswaldo Sánchez simplemente observó cómo el esférico entró pegado a su poste izquierdo.

Pero los Santos no aprendieron del pasado. Sólo 4′ después, Velarde mandó el centro al que llegó Villa, otra vez aprovechando el desconcierto de Galindo e Ibáñez, y de no ser porque su cabezazo salió justo a la colocación de Oswaldo Sánchez los laguneros podrían haber pagado muy caro el descuido.

Benjamín Galindo no aguantó más y colocó a Darwin Quintero, hasta ese momento como volante izquierdo, por la derecha, para reforzar los ataques al lado de Hérculez Gómez, pero de cualquier manera las mejores aproximaciones las generaron los auriazules.

Al 43′, Javier Cortés, quien regresó de los olímpicos y fue reconocido al lado de Oribe Peralta, mandó el centro al que llegó Velarde, pero el remate del “Chispa” apenas salió desviado del marco.

Y desde que el árbitro pitó el silbatazo el DT Galindo pidió a Cándido Ramírez, Alonso Escoboza y Mario Cárdenas el intensificar el calentamiento.

Al 46′ Peralta mostró lo afinado que está con un disparo de larga distancia, en el que el balón cobró mucho efecto, pero se estrelló en el palo.

Entonces vino el desquite de los Pumas. Al 48′, Javier Cortés cobró un tiro de esquina por derecha al que llegó Emanuel Villa, quien tras desmarcarse de Aarón Galindo conectó un sólido cabezazo pegado al poste izquierdo.

En ese momento los Guerreros ya eran incisivos y parecía cuestión de tiempo para que cayera el gol, como ocurrió tras el tiro de Oribe que rechazó mal Odín, que fue recentrado por Estrada para que Daniel Ludueña acercara a los laguneros al 61′, pero la historia ya estaba escrita y Pumas ganó.

Con este resultado, Santos llega a 7 puntos, al igual que los felinos.

Oribe Peralta fue homenajeado por el club Santos por haber ganado la medalla de oro de futbol de Londres 2012.

Oribe recibió una medalla elaborada con material reciclable por parte del presidente de Santos, Alejandro Irarragorri.

El delantero estuvo acompañado de su familia y tras recibir la medalla, le dio la vuelta al campo a bordo de un carrito para que los fanáticos del equipo festejaran con él.

Luego del homenaje que duró 5′, Oribe regresó al vestidor para prepararse para el juego, que inició 30′ después.