Lactancia tras una reducción mamaria

Miles son las dudas de las futuras mamás que se redujeron el pecho y quieren alimentar a sus bebés
Lactancia tras una reducción mamaria
Los profesionales aconsejan la lactancia, pero si tras varios días no se consigue extraer nada de leche, se tendrá que alimentar al bebé con leche de fórmula.
Foto: search.creativecommons

Las madres que se han enfrentado a una reducción mamaria normalmente se preguntan si se puede dar el pecho.

Algunas de las mamás que se han operado para reducir los pechos pueden dar de mamar sin problemas, pero no es una garantía para todas las mujeres ya que a veces surgen problemas tras la intervención.

Según la Asociación española de pediatría, la producción de leche depende del tipo de cirugía, según se preserve más o menos el tejido mamario. Puede resultar difícil para los cirujanos conservar la capacidad de lactancia ya que a veces algún conducto queda dañado u obstruido debido a las cicatrices de la operación.

Asimismo, la intervención puede afectar a los nervios del pecho, de tal manera que cuando el niño mama, éstos no transmiten correctamente las señales al cerebro e interfieren con la producción de leche.

Por otro lado, los profesionales aconsejan la lactancia, pero si tras varios días no se consigue extraer nada de leche, se tendrá que alimentar al bebé con leche de fórmula. De otro modo, si sale algo de leche pero no la suficiente, se puede optar por la lactancia mixta, dándole el pecho al bebé y suplementando con leche artificial.