Ámbar : Más allá de su música

La joven puertorriqueña es una mujer muy decidida a emprender lo que sea, con éxito.
Ámbar : Más allá de su música
Ámbar estrena una nueva etapa en su vida con el sencillo “Tengo ganas”, donde se manifiesta el regocijo de vivir y de pasar una vida con alegría.
Foto: La Prensa

La música tropical, desde el Caribe hasta Suramérica, se compone de alegría y ritmos variados.

Al ritmo de esta música conocemos a “La Patrona”, Ámbar. Esta joven puertorriqueña ha dejado un legado al cruzar de la música tropical urbana a una de fusiones. La pelirroja es una de las primeras puertorriqueñas en grabar junto a “El Cata” dominicano, famoso por sus ritmos mix y bachata.

Ámbar estrena una nueva etapa en su vida con el sencillo “Tengo ganas”, donde se manifiesta el regocijo de vivir y de pasar una vida con alegría.

En esta ocasión, su voz a dúo con El Cata logra un ambiente bailable y el remix se perfila como un gran éxito. Con esta unión, Ámbar quedó bautizada en el mundo urbano como “La Patrona” de la música.

“Creo que es algo que hago natural …: llevar un mensaje a la mujer de que se puede ser feliz”, comentó la intérprete de “Mi corazón no se compra”.

“Tengo ganas” fue el primer sencillo que ya ha logrado un quinto lugar en la lista de música tropical en Billboard, una canción que debuta en su séptimo álbum Libre.

“Aquí el público escuchará merengue, bachata, fusiones, tropical-pop, cumbia y todo lo que tiene que ver con música tropical que te ayude a mover y te levanta de una silla”, comentó Ámbar, la interprete del disco de oro “Por ese amor” y “Ámbar, la chica laser”, en entrevista con La Prensa.

La joven, oriunda de Mayaguez, Puerto Rico, estuvo en Orlando recientemente para participar en la Feria de la Familia, y dejó entender que es toda una profesional.

Detrás de su música, es una mujer muy decidida a emprender lo que sea, con éxito. Ámbar, cuyo nombre de pila es Alma Iris Acosta, divorciada y madre de un varón de 17 años, se muestra como un lucero independiente que quiere motivar a otras mujeres con su independencia y ejemplo.

La mujer detrás de la artista es toda una empresaria. Desde joven se dedicó a la música con pasión. Más aun así logró una carrera universitaria en psicología. Posteriormente, emprendió sus destrezas comerciales al formar una empresa “para ayudar a otros proveyendo un servicio de búsqueda de empleo y consejería”.

Acosta, simpática y muy elocuente, cuenta con una empresa de recursos humanos. Su oficina de Puerto Rico se expandió a República Dominicana y hasta la ciudad de Miami.

Con el éxito empresarial, la misión de ayudar a otros no se acaba y ya está en planes concretos para formalizar su fundación para ayudar a las mujeres a ser mujeres de valor e independientes.

Reflexiona que su misión en la vida pudiera ser el ayudar a otros en cualquier manera posible, a través de la música o a través de una de sus empresas.

“Lo importante es que no se den por vencido. Con mi voz quiero ser la voz de aquellas mujeres que pasan por situaciones difíciles y no saben cómo salir de ellas”, explicó.

Ámbar asegura que su misión va mucho mas allá de la música y que utiliza este vehículo para despertar a la mujer y enseñarles lo mucho que valen, para que se respeten y se motiven a ser felices.

“No es mi intención ir en contra de los hombres, por que los queremos. Es solo defender la equidad y hacer un alto en aquellos casos en que se necesita contra las injusticias y el maltrato”, aseguró, añadiendo que es más bien “un apoyo de mujer a mujer”.

Como dice en su canción, “Tengo ganas”: “La vida es una sola. ¡Para qué sufrir!”.