Breves deportivas

El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez consideró ayer al estadounidense Josesito López como un “rival peligroso” por su hambre de triunfo para enfrentarlo en defensa del título super welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Álvarez cumplirá la quinta defensa de su título ante López el 15 de septiembre en Las Vegas, Nevada, en la función denominada ‘Reyes del Nocáut’.

El argentino Sergio ‘Maravilla’ Martínez, afirmó ayer que tiene la potencia necesaria para derrotar por la vía rápida al mexicano Julio César Chávez Jr., campeón medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el 15 de septiembre en Las Vegas.

A Chávez no lo han podido derribar y tiene en su carrera un balance de 46-0-1-1, 32 por la vía rápida.

“Sí [tengo el poder para noquearlo]. Estoy capacitado, por supuesto. Paul Williams no había caído, ni estado en la lona ni perdido por nocaut y, sin embargo, perdió conmigo y otros boxeadores también. Así que Chávez no será la excepción”, declaró.

El mexicano Erik Morales, cuatro veces campeón mundial, confirmó ayer la pelea de revancha con el estadounidense Danny García, campeón super ligero del Consejo Mundial de Boxeo para el 20 de octubre en Nueva York.

“Si pierdo contra Danny García me retiro en definitiva del boxeo. No peleo por dinero o por ganar un cinturón, sino porque me gusta subirme al ring”, comentó El “Terrible”, en compañía de su padre y a la vez entrenador, José “Olivaritos” Morales.

El veteranísimo peleador mencionó que hará trabajo de montaña para llegar al ciento por ciento a su revancha ante García, después de perder el cinturón en marzo pasado en Houston, Texas.

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), tercer clasificado en el Mundial de Fórmula Uno, con 122 puntos, 42 menos que el líder, el español Fernando Alonso (Ferrari), manifestó ayer que el circuito de Spa, donde este fin de semana se disputará el Gran Premio de Bélgica, es uno de sus circuitos “favoritos”.

“Spa está definido por la naturaleza que lo rodea y es uno de mis circuitos favoritos. Me sentí muy feliz por haber gan

La reputación de Lance Armstrong podrá estar destrozada, pero para los donadores corporativos e individuales, su organización benéfica aún viste una impoluta camiseta amarilla.

El mismo día que Armstrong fue suspendido, el número de donaciones para su fundación casi se duplicó a 60 mil 900 dólares de los 32 mil 300 de un día antes y crecerá más.