Jueza Sotomayor visita a investigada Presidenta Argentina

A Cristina Fernández se le investiga junto a otros funcionarios por las restricciones impuestas a la compra de divisas y por la autorización para usar las reservas para pagar deuda
Jueza Sotomayor visita a investigada Presidenta Argentina
La presidenta argentina Cristina Fernández sonríe mientras escucha a la jueza hispana del Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor (derecha).
Foto: Gobierno Argentina

Buenos Aires – La presidenta argentina Cristina Fernández recibió en audiencia a la jueza hispana del Tribunal Supremo de Estados Unidos Sonia Sotomayor, informaron fuentes oficiales.

Fernández recibió a Sotomayor ayer en su despacho en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, en una reunión en la que también participaron el ministro de Justicia argentino, Julio Alak, y el secretario de Justicia argentino, Julián Álvarez.

Según el Gobierno argentino en su sitio web, Cristina Fernández ya se había reunido con Sotomayor en 2010, durante una visita a Washington.

Fuentes diplomáticas informaron que Sotomayor permanecerá en Buenos Aires hasta mañana y tiene previsto mantener encuentros con miembros de la Corte Suprema argentina, académicos y representantes de la sociedad civil.

De otra parte, esta mañana fue confirmado que la Justicia argentina investiga a la presidenta Fernández y otros funcionarios por las restricciones impuestas a la compra de divisas y la autorización para usar las reservas para pagar deuda.

El fiscal Carlos Stornelli imputó a la mandataria, a la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y al titular del Fisco, Ricardo Echegaray, a raíz de una denuncia judicial presentada por la líder de la opositora Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió.

“Stornelli consideró que la denuncia era lo suficientemente sólida como para abrir una investigación”, indicaron a Efe fuentes de la agrupación política.

El fiscal investiga si las resoluciones que dispusieron el uso de reservas del Banco Central para el pago de deuda externa constituyeron actos perjudiciales para el valor del peso argentino.

Para ello, el fiscal pidió un peritaje sobre las transferencias del Banco Central al Gobierno y sobre el nivel de las reservas.

En marzo, el Senado de Argentina convirtió en ley una reforma de la carta orgánica del Banco Central que permite al Tesoro disponer de más recursos para financiarse y eliminó la obligación que tenía la entidad de mantener las reservas necesarias para respaldar la totalidad del dinero en circulación.

Desde 2010 Argentina utiliza “reservas excedentes” del Banco Central para cancelar compromisos de deuda con entes crediticios a raíz de las dificultades del país para acceder a aportes de organismos internacionales desde 2001, cuando declaró un cese de pagos en medio de una profunda crisis económica.

La diputada Carrió también pidió en su presentación que se investigue la aplicación de restricciones a la compra de dólares, las cuales limitaron “de manera arbitraria, irrazonable e ilegal el acceso al mercado cambiario”, postula la denuncia.

Esas restricciones son “una discriminación arbitraria y manifiesta” en perjuicio de los argentinos y “a favor de los tenedores del bono Boden 2012”, evaluó la diputada.

El Ejecutivo argentino impuso las primeras restricciones cambiarias destinadas a “desdolarizar” la economía y evitar la fuga de divisas en noviembre de 2011 y las endureció el mes pasado, con la prohibición de comprar divisa extranjera para atesoramiento y para la adquisición de inmuebles y el aumento de los controles sobre quienes solicitaban dólares para salir de viaje.

Las restricciones impulsaron el mercado negro de compra de divisas con un consecuente aumento del precio del llamado dólar paralelo, que actualmente supera los 6 pesos, mientras que el oficial se ubica en 4.64 pesos.