Apagan dos plantas contaminadoras en barrios hispanos de Chicago (Video)

Hoy la empresa Midwest Generation informó del cese oficial de operaciones de sus plantas Fisk y Crawford en Pilsen y La Villita, barrios hispanos de Chicago

Chicago – Dos plantas que contaminaron durante años barrios latinos de Chicago apagaron hoy sus generadores y pusieron fin al uso del carbón para generar energía eléctrica en esta ciudad.

La empresa Midwest Generation informó sobre el cese de operaciones de sus plantas Fisk y Crawford en los barrios Pilsen y La Villita, eliminando las principales fuentes de emisión industrial de dióxido de carbón en Chicago.

El cierre de las plantas fue acordado originalmente con la Municipalidad para el fin de este año y el 31 de diciembre de 2014, respectivamente, pero se adelantó al 1 de septiembre a pedido de Midwest.

La empresa consideró que las condiciones del mercado de energía no permitían realizar las inversiones necesarias para modernizar las plantas y convertirlas a gas natural u otro combustible limpio en lugar de carbón.

Antes de esa decisión, la empresa había recibido fuertes presiones de la comunidad y un ultimátum del alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, para ofrecer soluciones al problema de contaminación ambiental o cerrar bajo las condiciones de una ordenanza sobre energía limpia que se iba a resucitar en el Concejo Municipal.

Fisk funcionaba desde 1903 y Crawford fue construida en 1924, y en su punto máximo de producción llegaron a abastecer de electricidad a un millón de hogares en el área.

Howard Learner, director ejecutivo del Centro de Leyes y Políticas Ambientales de Chicago, dijo a periodistas que el cierre de las plantas señala “un paso decisivo hacia el uso de otros recursos energéticos limpios” en Illinois, como el gas natural y la energía eólica.

Susan Olavarría, vocera de Midwest, dijo que serán necesarias seis semanas para el cierre definitivo de plantas, mientras los técnicos vacían las cañerías, desmontan equipos y retiran productos químicos.

Todas las superficies serán lavadas y el agua utilizada será tratada para que no haya residuos contaminantes, agregó.

Midwest Generation todavía opera otras tres plantas generadoras que usan carbón en Illinois, y que tienen plazo hasta 2015 para reducir las emisiones de mercurio y eliminar gradualmente otros contaminantes antes de 2019.

Una comisión nombrada por el alcalde deberá resolver ahora el uso que se dará a los edificios y terrenos que quedarán libres con el cierre de las plantas.

Según Nelson Sosa, director ejecutivo de la organización ecologista Pilsen Alliance, en una encuesta realizada en los barrios los vecinos se pronunciaron a favor de la instalación de áreas verdes, espacios educativos, de recreación y cultura.

Vea un video sobre la lucha de las comunidades afectadas: