Come bien, vive mejor: Contra la presión alta

En Estados Unidos, uno de cada tres adultos padece de presión alta, la cual es considerada por como una bomba de tiempo ya que es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y ataques al corazón.

Por lo general, las personas que padecen de presión alta tienen una mala condición física -pasados de peso- o ingieren constantemente productos que parece comida, pero que en realidad no los alimenta.

Las últimas investigaciones realizadas por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dadas a conocer ayer indican que más de la mitad de las personas que padecen de presión alta no saben que la padecen o cómo controlarla.

Para aquellas personas que están bajo cuidado médico y que aún así no logran controlar su presión arterial, el primer paso es reconocer que no están comiendo de forma saludable ni hacen un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio, tal como lo recomienda las indicaciones de su médico.

A continuación les voy a dar unos consejos fáciles de seguir:

Disminuya la sal de sus comidas. Al principio le parecerá tedioso, pero el paladar es maravilloso y al cabo de dos semanas estará acostumbrado.

Evite la comida enlatada o empaquetada, ya que se caracterizan por ser alta en sodio.

Aléjese de los embutidos y carnes procesadas.

Evite ingerir aceitunas, pepinillos o productos de corte similar.

Coma alimentos preparados por usted que sean alto en fibra (arroz integral), ricos en vitaminas y minerales (vegetales y frutas frescas) y altos en fibra como frijoles, garbanzos y chicharos.

Recuerda lo que decía el padre de la medicina, Hipócrates: “Que tu comida sea tu medicina”.