Latinas se hacen sentir

Guía de Regalos

Latinas se hacen sentir
Las delegadas de Nuevo México, Priscila Chávez (izq.) y Carla Alellanes aplauden a los diversos oradores durante la tarde de ayer.
Foto: AP

Crece el número de latinas delegadas y dejan su huella en esta convención

CHARLOTTE, Carolina del Norte.- La Convención Nacional Demócrata bate récords en el número de delegados hispanos, y las mujeres no se han quedado atrás, al prestar su energía a esta fiesta política.

De los 6,000 delegados que participan en esta convención, la mitad son mujeres, y 800 son hispanos -100 más que en 2008-, los dos bloques electorales con cuyo apoyo está contando el Partido Demócrata para reelegir al presidente Barack Obama en noviembre.

Una de estas nuevas delegadas es la colombiana Olma Echeverri, de Carolina del Norte, y presidenta de los Hispanos Demócratas del estado.”Este ha sido el ‘año’ de las mujeres demócratas”, comentó la madre de cuatro hijos, mientras recorría con su hijo menor, un abogado local en Charlotte, los pasillos de la arena donde se reúnen los delegados.

“Siento que hoy más que nunca nuestros temas están siendo tomados más en cuenta y lo notamos en la plataforma del partido”, apuntó.

Echeverri, de 60 años, se refiere al respaldo “fuerte y inequívoco” de los demócratas al derecho al aborto, atención de salud accesible para sus necesidades y la igualdad de salarios.

“Desde hace tiempo aprendí que para lograr cambios en las instituciones, hay que tener un puesto en la mesa de negociaciones, y eso es lo que he estado haciendo, como latina y como mujer”, añadió.

Para la dominicana Deisy Baez, de 52 años, y delegada de Florida, quien también participa por primera vez en una convención, es esencial que las mujeres tomen un papel activo en el proceso político de la nación. “Tuve que hacer campaña como cualquier otro candidato para ganarme este puesto de delegada, no fue fácil, pero hay que trabajar duro para que la gente comience a conocerte”, enfatizó la además presidenta del caucus hispanao de Miami-Dade.

Para esta hispana, que sirvió en las Fuerzas Armadas, es importante los temas de salud pública, educación, e inmigración, por eso apoya al presidente Obama, sobre todo, por su compromiso con la comunidad indocumentada.

A su vez, para Melissa San Miguel, una de las delegadas más jóvenes de California, (26 años) todavía “no puede creer” que esté viviendo un “momento histórico” en su vida, el cual le ha servido para tener “más ganas” de involucrarse en la política.”El entusiasmo se percibe entre los miembros de las delegaciones”, afirmó San Miguel, de padres peruanos. “Siento que tengo más responsabilidad de representar a mi comunidad, y de involucrarme más en las luchas sociales”.

San Miguel, nacida en San Francisco, en un barrio de bajos recursos, contó que gracias al duro trabajo de sus padres para sacarla adelante y a sus hermanos, pudo terminar la universidad y graduarse en Ciencias Políticas.

Dijo que decidió postular por un puesto de la delegación de California por inspiración de sus padres, para que se sintieran orgullosos de que valió la pena todos los sacrificios que hicieron para hacer realidad su sueño educativo.

“Apoyo al presidente Obama porque reconoce la importancia que nosotros, los jóvenes latinos, vayamos a la universidad, y también por el apoyo que ha ofrecido a los ‘soñadores’. El comprende su lucha y hay que ayudarlo para que salga reelegido”, concluyó.

Aunque las tres delegadas representan generaciones distintas de hispanas, su compromiso de contribuir con ideas nuevas y frescas para el desarrollo de lo que consideran el “partido de la diversidad”, es el mismo, en un momento en que el voto femenino es “fundamental” para que cualquier candidato llegue a la Casa Blanca.