Usan explosivos en audaz robo bancario

La secuestraron y le colocaron explosivos en su cuerpo

Guía de Regalos

Usan explosivos en audaz robo bancario
Agentes del FBI revisan un vehículo estacionado cerca del banco, en busca de pistas.
Foto: AP

Dos sujetos con máscaras y armados con una bomba falsa lograron robar ayer “una cantidad significativa de dólares” de una agencia del Banco de América, en el Este de Los Ángeles.

El Teniente Niel Mongan, del Departamento de Policía de Huntington Park y quien dirige la investigación, dijo ayer en la noche que de acuerdo a la información recabada horas después del robo, la gerente de la sucursal del banco fue detenida por dos sujetos en las afueras de su casa en esta ciudad y obligada a colocarse en el abdomen un aparato que parecía una bomba.

De acuerdo con las declaraciones de la mujer dadas a la policía, ella fue abordada por los sujetos cuando salía de su casa rumbo al banco. Los sujetos la obligaron a ponerse el aparato y le indicaron que se fuera en su vehículo al trabajo. Todavía no se sabe si uno de ellos la acompañó en su carro.

Ninguno de los vecinos entrevistados por La Opinión, se dieron cuenta del supuesto rapto de la gerente, a quien describen como alguien callada, apartada y que se dedicaba sólo a trabajar.

Luis Oyazabar, quien vive frente al edificio de apartamentos dijo que ella se iba al trabajo alrededor de las ocho de la mañana y que regresaba casi a las 7 de la noche.

“Que yo sepa, ella vive sola y siempre se le ve con ropa de trabajo… creo que tiene unos 32 años (de edad)”, dijo Oyazabar.

Hasta horas de la noche, la gerente continuaba en la estación de policía de Huntington Park, en donde investigadores de la estación de policía de esta ciudad, junto a agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y del Departamento del Sheriff de Los Ángeles la interrogaban sobre cada detalle de esa mañana.

“Aún estamos investigando y no podemos revelar más datos”, dijo Mongan, quien aseveró que hasta esa hora, la gerente era considerada una víctima y no se le había encontrado ningún nexo con los criminales.

Según las declaraciones dadas por el representante de la policía de Hungtinton Park, la mujer entró al banco y momentos después salió con una bolsa llena de dinero. Los sujetos agarraron la bolsa y se marcharon.

Alguien en el banco reportó el robo alrededor de las 8:30 am, después de que los sujetos se habían marchado en un vehículo.

El capitán Mike Parker, del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, dijo que ellos recibieron la llamada reportando el robo y respondieron inmediatamente a lo que parecía una bomba atada al cuerpo de la mujer.

“La empleada pensaba que era una bomba. Se veía como una bomba. Todo parecía indicar que era una bomba”, aseveró Parker.

La unidad especial antiexplosivos del Sheriff removió la supuesta bomba del cuerpo de la empleada, siguiendo las medidas de seguridad en contra de bombas. Posteriormente, al tratar de desactivarla, los expertos se dieron cuenta que aunque parecía una bomba, no tenía explosivos.

“Las cámaras de seguridad del banco (y de zonas aledañas) están siendo revisadas, pero aún no estamos preparados para dar más información”, agregó Parker.

Laura Eimiller, portavoz del FBI, dijo que esta agencia federal está colaborando con las autoridades locales, ya que se trata de dos delitos –robo de bancos y secuestro- que con frecuencia son investigados por las autoridades federales.

“Hemos visto esto en el pasado”, dijo Eimiller sobre el modus operandi de los ladrones de bancos. Ella los comparó con otros ladrones en Anaheim que también han utilizado estrategias similares.

El robo se llevó acabo en la agencia bancaria ubicada sobre la cuadra 900 del bulevar Atlantic, en la zona no incorporada del Este de Los Ángeles.

La víctima describió a los sospechosos como dos hombres afroamericanos que utilizaron pasamontañas para cubrir su rostro. Uno de ellos tenía una pistola.