Añaden red a lista de grupos terroristas

Medida es apoyo a Pakistán para ir contra Al Qaeda
Añaden  red a  lista  de grupos terroristas

WASHINGTON, D. C. (EFE).- Estados Unidos ha incluido en su lista negra de organizaciones terroristas a la red integrista Haqqani, organización responsable de algunos de los ataques más mortíferos contra las tropas estadounidenses en Afganistán.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, confirmó la decisión en un comunicado en el que aseguró haber enviado ayer al Congreso el informe bajo el cual comunica que esta red integrista debe ser considerada una organización terrorista internacional.

El plazo para la inclusión de Haqqani en la lista de grupos terroristas finalizaba este domingo, fecha límite para que el Gobierno presentara dicho informe.

Además de “organización terrorista internacional” bajo la Ley de Inmigración y Nacionalidad, Clinton suma a Haqqani a la lista de “entidades terroristas globales especialmente designadas”.

“Las consecuencias de estas designaciones incluyen la prohibición de proporcionar deliberadamente apoyo material o recursos a la Red Haqqani y la congelación de todos los bienes e intereses en propiedad de la organización que estén en Estados Unidos, o entren en Estados Unidos, o estén bajo el control de estadounidenses”, explicó Clinton.

La secretaria de Estado añadió que EEUU continúa así su “sólida campaña de presión diplomática, militar y de inteligencia contra la red, lo que demuestra que el país está resuelto a degradar la capacidad de la organización para ejecutar ataques violentos”.

El embajador de Estados Unidos en Pakistán, Richard Olson, insistió con vehemencia en los últimos meses sobre la necesidad de incluir a la red Haqqani en la lista de grupos terroristas, lo que considera es un apoyo fundamental para Pakistán a la hora de luchar contra Al Qaeda.

La red talibán Haqqani, con sede en Waziristán del Norte, es “uno de los retos más difíciles que afrontamos… y la pregunta es cómo responderemos al reto de su presencia” en esa zona”, explicó el diplomático recientemente en una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

A finales del año pasado, EEUU dio un primer paso para luchar contra esta red integrista al incluir a Mali Khan, uno de los principales comandantes de Haqqani, en su lista de individuos designados como terroristas internacionales, lo que congeló sus activos en este país.

En el sureste afgano, particularmente en Paktia, Paktika y Khost -la red Haqqani en la órbita talibán, pero con cierta autonomía- controla amplias zonas adoptando una estrategia de vasallaje tribal e ideológico.

Los contrarios a la inclusión de la red talibán en la lista argumentan que esta decisión puede complicar las negociaciones de paz con los talibanes.

A principios de este año, los talibanes abrieron una oficina en el emirato de Catar para dialogar con EEUU, aunque los insurgentes anunciaron a mediados de marzo que suspendían las negociaciones por la falta de compromiso de Washington.