Breves del país

Autoridades de Estados Unidos inauguraron ayer dos carriles adicionales para el paso de vehículos privados en la garita de San Luis, Arizona, lo que se espera que desahogue el cruce internacional.

En un comunicado conjunto, la Administración de Servicios Generales de Estados Unidos (GSA) y el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) precisaron la información.

Indicó que ambas instancias trabajaron estrechamente durante los últimos 15 meses para transformar una jardinera en dos líneas más para vehículos privados que viajan a Estados Unidos desde México.

Estos nuevos carriles mejorarán la capacidad del puerto fronterizo durante la próxima temporada agrícola y así reducir los tiempos de espera, afirmó.

El documento indica que tras el corte oficial de listón realizado esta mañana, hubo una celebración comunitaria con declaraciones formales de líderes locales, estatales y federales.

En ese evento, realizado en el centro comunitario de la vecina ciudad, estuvieron el congresista Raúl Grijalva y el alcalde de San Luis, Arizona, Jerry Sánchez, además de autoridades de México.

Las autoridades federales de Estados Unidos investigan un reporte del Gobierno de México según el cual un ciudadano mexicano murió por disparos realizados por un agente norteamericano al otro lado de los límites internacionales mientras patrullaba el fronterizo río Bravo, dijo ayer un vocero de la Patrulla Fronteriza estadounidense. El portavoz de la Patrulla Fronteriza Bill Brooks dijo que varias personas del lado mexicano lanzaron piedras el lunes contra los agentes estadounidenses que viajaban por el río en un barco cerca de Laredo, Texas. Brooks agregó que un agente abrió fuego hacia Nuevo Laredo, del lado mexicano.

Para los agentes no quedó claro de inmediato si las balas alcanzaron a alguien, dijo Brooks. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió un comunicado en el que dijo que un mexicano fue baleado fatalmente.

El portavoz del FBI Erick Vasys añadió que esa agencia investiga si el lanzamiento de las piedras puede catalogarse como un ataque contra agentes federales. Agregó que el tiroteo será parte de una revisión interna por parte de la Patrulla Fronteriza.

El Departamento del Tesoro de EEUU informó ayer que incluyó en su “lista negra” a Griselda López Pérez, la segunda esposa del fugitivo narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, por el papel que esta juega en su cartel de las drogas. El director de la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC), Adam J. Szubin, explicó que “es la tercera vez en los últimos cinco meses” que su oficina dirige acciones contra familiares que actúan en nombre de “El Chapo” Guzmán como parte de una estrategia para combatir el narcotráfico. La OFAC decidió incluir a López Pérez en su lista de narcotraficantes “por su papel en las operaciones de la organización de narcotráfico” de Guzmán y por ayudarle a “evadirse de la Justicia”.

Las autoridades estadounidenses también señalaron que López Pérez “provee apoyo material a las actividades de narcotráfico de su esposo”, quien fue incluido en la lista en 2001 de acuerdo con una ley federal contra el narcotráfico.

Desde junio de 2000, la OFAC ha incluido en esa lista notoria a más de mil 100 negocios e individuos vinculados con 97 cabecillas del narcotráfico internacional.

Las sanciones por violar las leyes contra el narcotráfico incluyen penas civiles de hasta mil 75 millones de dólares por cada infracción, y multas mayores por cargos criminales.

Con esta inclusión, una ley federal de EEUU prohíbe que los estadounidenses realicen transacciones financieras o comerciales con las personas designadas como narcotraficantes, además de que autoriza congelar los bienes que pueda tener en este país.

Estados Unidos está incrementando su presencia en la frontera turca con Siria con el envío de más espías y diplomáticos para ayudar a asesorar a las fuerzas rebeldes en su desigual enfrentamiento contra unas mejor equipadas fuerzas armadas del régimen sirio y para vigilar una posible infiltración de Al Qaeda a las filas rebeldes, según empleados del Gobierno de EEUU.

Funcionarios estadounidenses informados sobre el plan dijeron que el modesto aumento de personal estadounidense durante las últimas semanas -calculado en poco menos de una docena de personas- ha ayudado a mejorar las habilidades de organización política de los rebeldes, así como su organización militar. Los funcionarios hablaron con la AP a condición de no ser identificados por nombre debido a que no están autorizados a hablar públicamente sobre los planes.

Es parte de un esfuerzo doble por parte del gobierno del presidente Barack Obama para impulsar la fuerza militar de los rebeldes sin contribuir con armas para el combate, y políticamente, ayudarlos a superar desafíos de poder internos por parte de bien organizadas y a menudo mejor financiadas milicias islámicas que han ingresado al país procedentes de Irak y otros sitios en la región del Golfo Pérsico.

El incremento de fuerza de inteligencia tiene la intención de ayudar a la Casa Blanca a decidir si su actual política de proporcionar sólo ayuda no letal es suficiente para seguir edificando una revuelta de casi 18 meses de duración contra el régimen del presidente Bashar Assad.

Voceros del Pentágono y de la Casa Blanca se negaron el jueves a comentar al respecto.

Los diplomáticos y operadores de inteligencia de la CIA y otras agencias se mantienen fuera de Siria y se reúnen con líderes rebeldes para ayudarlos a organizar sus filas, estudiando al mismo tiempo quiénes constituyen esas filas, cómo se hacen de armas y a quiénes responden, señalaron los funcionarios.