Demandan contra ordenanza antiinmigrante

Organizaciones civiles se oponen a que se verifique la situación migratoria
Sigue a La Opinión en Facebook
Demandan contra ordenanza antiinmigrante
La ordenanza obliga a revisar el estatus migratorio de futuros empleados.
Foto: archivo

Denver, Colorado/EFE – Organizaciones defensoras de los derechos civiles se sumaron a una demanda en contra de una ordenanza municipal en Fremont, Nebraska, que restringe la presencia de indocumentados, informaron ayer esos grupos civiles.

La Alianza Nacional de Equidad de Viviendas (NFHA), el Concilio Nacional de La Raza (NCLR) y el Centro de Equidad de Viviendas de Nebraska-Iowa presentaron mociones en el Octavo Circuito de la Corte de Apelaciones federal expresándose a favor de la anulación de la ordenanza 5165, aprobada por voto popular en elecciones especiales en junio de 2010.

En la versión aprobada, la ordenanza pide que los dueños de propiedades de alquiler en Fremont obtengan una “licencia de ocupación”, que autoriza a la Policía a realizar chequeos de antecedentes personales de los potenciales inquilinos para determinar la situación migratoria de esas personas.

Quienes no puedan demostrar presencia legal en el país no podrán alquilar viviendas en Fremont.

Pero, a principios de este año, la jueza federal Laurie Smith Camp anuló esta medida de la ordenanza 5165 bajo el argumento de que desalojar de una vivienda a personas sólo porque son indocumentadas infringe las leyes federales vigentes.

El otro elemento de la ordenanza, que requiere que los negocios de Fremont verifiquen la situación migratoria de sus futuros empleados, entró en vigor en mayo pasado.

La jueza Smith Camp dio a conocer su fallo en respuesta a una demanda presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU). ACLU apeló el fallo de Smith Camp, argumentando que toda la ordenanza de Fremont debe ser anulada, no solamente algunos de sus artículos.

Las tres organizaciones antes mencionadas se sumaron ahora al pedido de la ACLU.

Por medio de un comunicado al anunciar la presentación de la moción en corte, Shanna L. Smith, presidente de la NFHA, indicó que “la ciudad de Fremont está abiertamente discriminando en contra de la población latina a la vez que pretende no estar haciéndolo”.

En Fremont viven 26,000 personas. Entre ellas, casi el 12% son de origen hispano. Según datos del Censo, la mitad de esos latinos nacieron en Estados Unidos.

En julio pasado, Jody Sanders, directora de finanzas de Fremont, informó que esa ciudad destinará más de un millón de dólares a la implementación de la ordenanza 5165 y a la defensa de esa ordenanza en la corte.

Según Sanders, Fremont ya cuenta con $700,000, mientras que otros $375,000 se obtendrán de nuevos impuestos a la propiedad, por lo que cada dueño de vivienda en Fremont deberá pagar ahora de promedio casi tres centavos más por cada $100 del valor de su propiedad, es decir, unos $35 adicionales al año.