Hispanos están insatisfechos con los demócratas

El Presidente Barack Obama apenas se refirió al tema migratorio en su discurso anoche en la Convención Demócrata
Sigue a La Opinión en Facebook
Hispanos están insatisfechos con los demócratas
Dwayne Quattlebaum está satisfecho con las ventas de camisetas por motivo de la Convención Demócrata. No así algunos hispanos que se sienten desairados.
Foto: AP

Carolina del Norte – El presidente Barack Obama se refirió apenas al tema migratorio cuando aceptó anoche la candidatura demócrata para optar a la reelección, al atribuirle a su electorado “la responsabilidad de que algunos inmigrantes sin documentos ya no sean deportados”.

Fue una referencia directa a su anuncio hace tres meses para suspender temporalmente las deportaciones de algunos jóvenes que fueron traídos por sus padres de manera irregular cuando eran niños.

“La elección de hace cuatro años no se trató de mí. Se trató de ustedes. Mis queridos conciudadanos, ustedes fueron el cambio”, dijo el mandatario refiriéndose a su victoria en 2008. “Ustedes son la razón de que una inmigrante joven que creció aquí y fue a la escuela aquí y juró lealtad a nuestra bandera ya no será deportada del único país al que llamó hogar”.

Obama anunció el 15 de junio un programa para suspender las deportaciones por vía administrativa, después de que el proyecto de ley Dream Act -que allanaría un camino a la ciudadanía a los hijos de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin permiso legal en caso de que terminen sus estudios universitarios- recibiera la sanción de la cámara baja en diciembre de 2010 pero no obtuviera los votos necesarios en el Senado.

Fue la única referencia de su discurso a la inmigración, un tema de gran importancia para la comunidad hispana que luce vital para las aspiraciones reeleccionistas de Obama.

El vicepresidente Joe Biden, quien antecedió a Obama en el podio, se refirió a la inmigración al decir que el candidato presidencial republicano Mitt Romney “cree que los jóvenes a los que llamamos Dreamers, esos niños inmigrantes traídos a Estados Unidos a muy corta edad y sin haberlo decidido, son un lastre para Estados Unidos”.

“El presidente Obama cree que aun cuando estos Dreamers -estos niños- no escogieron venir a Estados Unidos, han decidido hacer lo correcto por Estados Unidos y nosotros deberíamos hacer lo correcto para ellos”, agregó.

Romney ha dicho que de llegar a la Casa Blanca vetaría el Dream Act, al que ha calificado como una “limosna”.

Sondeos recientes le conceden a Obama una amplia ventaja frente a Romney en cuanto a intención de voto entre hispanos.