Prohibido faltar a clase

El enfoque, dicen, no debería ser cuántos estudiantes abandonan las escuelas, sino cuántos el sistema escolar empuja fuera de estas
Prohibido faltar a clase
El problema de la ausencia escolar no empieza a nivel secundaria o preparatoria como se podría suponer, sino en Kindergarten, dicen expertos. Superintendentes de 12 distritos escolares, alumnos y agentes del orden se reunieron ayer en Boyle Heights.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Unidos para prevenir la ausencia a clases de los aproximadamente 2 millones de estudiantes que asisten a escuelas publicas en el Condado de Los Ángeles, superintendentes de 12 distritos escolares, agentes del orden y otros educadores se comprometieron ayer a mantener a todos los estudiantes dentro de la escuela, con una nueva iniciativa que nombra el mes de septiembre como el Mes de la Asistencia Escolar.

Esta nueva estrategia es resultado del trabajo que desde el año 2010 viene realizando la coalición School Attendance Task Force, para detener las aproximadamente 180,000 infracciones anuales en las que incurrían estudiantes del condado, de las cuales, 30% eran por ausencia a clases o por tardanza.

“Celebramos que los distritos escolares enfrenten el problema del absentismo escolar con un enfoque diferente, que no sea enviarlos a corte”, indicó Ruth Cusick de Public Counsel, que es parte de la School Attendance Task Force, al igual que ACLU, LAPD , LASPD, el sistema de corte juvenil de Los Ángeles, entre otras instituciones.

El problema de la ausencia escolar no empieza a nivel secundaria o preparatoria como se podría suponer, sino que, según Cusick, comienza mucho antes. “Kindergarten es el nivel con más baja asistencia escolar”, indicó.

Para el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), el problema de la ausencia escolar es un problema significativo, pero que de acuerdo con Steve Zimmer, miembro de la junta escolar del LAUSD, ha mejorado. El año pasado lograron recuperar alrededor de 1,500 estudiantes que regresaron a clases luego de estar ausentes. “Con esta nueva estrategia esperamos este año recuperar 3,000 estudiantes más este año”, dijo Zimmer.

Este reconoció que el enfoque no debería ser cuántos estudiantes abandonan las escuelas, sino cuantos el sistema escolar empuja fuera de estas.

“Tenemos que entender que este no es un problema criminal, es un problema en la comunidad y en el sistema escolar”, subrayó el miembro de la junta escolar dle LAUSD. “Los estudiantes no faltan a clases porque no quieran ir a la escuela, sino porque tienen otros problemas que se los impide”, aseguró Zimmer y aseveró que el LAUSD va a buscar a esos alumnos que no asisten a clases para ofrecerles “soluciones y apoyo completo”.

El superintendente de la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles (LACOE), Arturo Delgado, sostuvo que el sistema educativo tiene que implementar estrategias que funcionen para cada distrito o escuela y no tratar con el mismo sistema disciplinario a todos los estudiantes.

El próximo viernes 14 de septiembre, las escuelas de los 12 distritos escolares que forman parte de esta iniciativa, promoverán el Día de la Amnistía, para darles a todos aquellos estudiantes que están ausentes de la escuela la oportunidad de regresar “sin castigos y sin represalias, sino con soluciones”.

“Los castigos no funcionan, tenemos que implementar estrategias diferentes y efectivas”, destacó la juez de la corte de delincuencia juvenil de Los Ángeles, Donna Groman.

Steven González, un estudiante que tuvo problemas de ausencia escolar en el LAUSD, afirmó que estudiantes como él lo menos que necesitan es “una infracción y tener que ir a corte . Necesitamos alguien que te muestre mostrar interés de que sigas en la escuela”.