‘¡Sin papeles y sin miedo!’ ‘¡Sin papeles y sin miedo!’

Los jóvenes son activistas del movimiento DREAM Team que realizaron esta acción de desobediencia civil para llamar la atención
Sigue a La Opinión en Facebook
‘¡Sin papeles y sin miedo!’ ‘¡Sin papeles y sin miedo!’
Jóvenes activistas del movimiento DREAM Team realizaron una acción de desobediencia civil para llamar la atención sobre el programa Comunidades Seguras que sigue separando familias.
Foto: Aurelia Ventrua / La Opinión

Cuatro jóvenes indocumentados se tiraron en la intersección de las calles Bauchet y Vignes frente a la Cárcel Central de Hombres, para una vez más manifestar su rechazo al sheriff Lee Baca y pedir al goberador Jerry Brown que firme la iniciativa de ley Trust Act.

“¡Sin papeles y sin miedo!”, gritaba una multitud que los apoyaba mientras agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) procedían al arresto de los jóvenes que entorpecían el tránsito de automóviles en esa zona ayer entre las 3:30 y 4:30 de la tarde.

Los jóvenes son activistas del movimiento DREAM Team que realizaron esta acción de desobediencia civil para llamar la atención y enfatizar que el programa Comunidades Segurad o S-Comm, continúa separando familias y deportando a personas que no han cometido delitos graves.

Jonathan Pérez, dirigente de Immigrant Youth Coalition, explicó que la acción de los cuatro muchachos indocumentados fue una probadita de una serie de acciones que estarán llevando a cabo, del 17 al 22 de septiembre en Sacramento, para insistirle al gobernador Brown que firme el Trust Act.

También llamada Ley de la Confianza, el Trust Act reduciría el impacto de S-Comm, que es causante de 25 deportaciones anuales en el condado de Los Ángeles, consideró Pérez.

La implementación del programa Comunidades Seguras, dijo Pérez, le está costando 26 millones de dólares al condado cada año.

La referencia del costo era en base a un estudio que recientemente presentaron Justice Strategies y la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), el cual también destaca que en California el costo por usar Comunidades Seguras es de 65 millones anuales, ya que requiere que las cárceles mantengan por más tiempo a detenidos que sólo tienen sanciones administrativas de inmigración.

Los activistas del DREAM Team expusieron que el 69% de todos los deportados bajo el programa S-Comm ha sido por violaciones menores, como conducir sin licencia o vender comida en la calle sin permiso.

Luis Enrique González, de 20 años de edad, fue uno de los cuatro indocumentados que decidió ser arrestado a sabiendas que se expone a una deportación.

“Si la deportación es lo que cuesta para que mi familia esté a salvo, estoy dispuesto a hacerlo”, dijo.

“Lo hacemos para que vean lo que está pasando en Los Ángeles, lo que está haciendo el sheriff Lee Baca, que está usando Comunidades Seguras al extremo y está deportando a nuestras familias y separándonos”, agregó González derramando lágrimas.

Claudia Rueda, de 17, dijo estar cansada que los inmigrantes vivan en miedo bajo un programa como S-Comm.

“No quiero que un día mis padres sean arrestados y ya no estén conmigo”, comentó.

Marco Antonio Pérez, de 17, consideró que es algo que se tiene que hacer, mientras que Nich Lotorto, de 32, lo hizo para defender los derechos civiles de los indocumentados.

Aunque Verónica Martínez, de 22, no es indocumentada, también decidió que la esposaran en apoyo a los jóvenes y a todos los deportados, como lo han sido sus padres que están en México.