‘Ustedes pueden elegir el futuro’, Obama

En su discurso a los delegados invita a mantener ideales y no caer en el 'cinismo'
‘Ustedes pueden   elegir  el futuro’, Obama
Un mensaje menos grandilocuente que hace cuatro años y mucho más concreto fue el que dio el Presidente al aceptar la nominación.
Foto: AP

CHARLOTTE, Carolina del Norte- El presidente Barack Obama pidió a los estadounidenses que escojan su propuesta de gobierno para los próximos cuatro años y que asuman la responsabilidad compartida de construir una economía más duradera, y advirtió que no será fácil ni rápido, “pero nos llevará a un lugar mejor”.

“A fin de cuentas-cuando recojan esa boleta para emitir su voto-enfrentarán la decisión más clara que se ha presentado que en cualquier otro momento en una generación”, dijo Obama a la nación. “Durante los próximos años, se tomarán decisiones importantes en Washington, con respecto al empleo y la economía; los impuestos y los déficits; la energía y la educación; la guerra y la paz-decisiones que tendrán un enorme impacto en nuestras vidas y en las vidas de nuestros hijos por décadas”

El presidente reconoció que la situación no es ni ha sido la más halagüeña, pero argumentó que el camino que su gobierno ha seguido y que él propone para un segundo gobierno es preferible al que plantean los republicanos.

“No me eligieron para que les dijera lo que quieren escuchar. Me eligieron para decirles la verdad. Y la verdad es que nos tomará más que un par de años para resolver los retos que se han desarrollado a lo largo de décadas. Requerirá un esfuerzo colectivo, responsabilidad compartida y el tipo de experimentación audaz y persistente que persiguió Franklin Roosevelt durante la única crisis peor que esta”, dijo el Presidente durante la última noche de la Convención Nacional Demócrata que lo nominó para un segundo período en la Casa Blanca.

El mandatario también atacó la filosofía republicana indicando que “para todo aplicaron un recorte de impuestos” y utilizó el sentido del humor para ridiculizar las ideas republicanas.

“La filosofía es, un recorte de impuestos para todo, incluso si siente que le va a venir un resfriado, tome dos recortes de impuestos, recorte reglamentos para las grandes empresas y llame por la mañana”, dijo el Presidente. “Ya hemos probado esto, no vamos a ir para atrás sino para adelante América”.

El Presidente Obama habló al final de una noche que también vio la nominación y discurso de su vicepresidente Joe Biden y una serie de oradores, entre los que destacó John Kerry, ex nominado demócrata y posible aspirante a secretario de estado si Obama gana un segundo período de gobierno, quien enfatizó el récord en seguridad nacional y relaciones internacionales del Presidente. Otro destacado orador fue el vicepresidente Joe Biden, quien habló del Presidente y de su experiencia trabajando con él día tras día, durante estos últimos tres años y medio.

“Por las decisiones que él hizo, y la fuerza de la gente de los Estados Unidos, hemos dado la vuelta a la esquina, creando 4 millones de trabajos en el sector privado”, dijo Biden. “Tanto Obama como Romney son buenos esposos y padres, pero tienen visiones muy diferentes y habilidades muy diferentes para este trabajo”.

Pero el de Obama fue el discurso más importante de la semana y el Presidente, a diferencia de 2008, en esta ocasión escogió usar menos metáforas grandiosas y propuso objetivos específicos, “metas para la manufactura, energía, educación, seguridad nacional y déficit, un plan real y alcanzable que llevará a nuevos empleos, más oportunidades y a reconstruir esta economía sobre cimientos más fuertes”.

Entre esos objetivos está la generación de un millón de nuevos empleos en el sector manufacturero para finales de 2016, duplicar las importaciones para fines de 2012, recortar las importaciones de petróleo en un 50% para el 2020 y reducir la tasa de crecimiento en los costos universitarios en un 50% en los próximos diez años.

El presidente también prometió “invertir en la economía el dinero que no estamos gastando en la guerra” y “reducir el déficit por más de 4,000 millones de dólares a lo largo de la próxima década”.

El discurso debió ocurrir en un estadio de fútbol ubicado a pocas millas de la arena donde se realizó finalmente, pero los demócratas decidieron un par de días antes cambiar la sede, alegando la amenazas de lluvias torrenciales y tormentas eléctrica, aunque finalmente el clima no fue tan adverso como se esperaba.

Muchos voluntarios, seguidores y trabajadores de campaña que tenían boletos para el estadio se quedaron sin participar del evento en directo, pero miles de ellos fueron distribuidos en enormes salones del adyacente Centro de Convenciones de Charlotte

El presidente Obama habló a una arena repleta hasta el tope, y custodiada con un despliegue de máxima seguridad. El Departamento de Bomberos bloqueó la zona un par de horas antes del discurso del Presidente y no permitió entradas ni salidas debido a lo saturado del lugar.

Entre los temas más repetidos de la noche estuvieron el rescate de General Motors, los beneficios de la reforma sanitaria y los logros de seguridad nacional del gobierno del Presidente Obama.

A lo largo de la noche, la necesidad del Dream Act fue repetida a lo largo de la noche por varios oradores. Eva Longoria, el congresista Xavier Becerra, el vicepresidente Joe Biden y finalmente el senador de Illinois Dick Durbin, patrocinador original de la medida, mencionaron la necesidad de llevarlo a cabo.

El Presidente también combatió algunos de los persistentes ataques de los republicanos contra el gobierno y la filosofía de buscar chivos expiatorios.

“No creemos que el gobierno puede resolver todos los problemas, pero tampoco es el origen de todos los problemas, ni tampoco lo son las personas que reciben bienestar social o las corporaciones, o los sindicatos, o los inmigrantes, o los gays o cualquier otro grupo que nos dicen, debemos culpar por nuestros problemas”, dijo Obama.

El Presidente pidió no “creer el cinismo de que nuestra esperanza y cambio no es posible”.