Breves deportivas

Guía de Regalos

Confirmando su favoritismo, Andre Ward despachó por la vía rápida a Chad Dawson en pelea celebrada la noche del sábado pasado en Oakland, California.

Con la victoria, Ward (26-0, 14 KO’s) mantuvo sus cinturones supermedianos del Consejo Mundial y de la Asociación Mundial de Boxeo y dio un paso más hacia el lugar que para muchos ya merece en el boxeo mundial: un lugar entre los mejores tres libra por libra del planeta.

Ward mandó a la lona a Dawson casi al final del tercer round, tomó el control del combate en el cuarto, y con una combinación de izquierdas y derechas acabó la pelea a los 2′ 45″ en el décimo.

El argentino Lucas Matthysse noqueó en el décimo round al nigeriano Olusegun Ajose la noche del sábado y se adjudicó el título superligero interino del CMB, en el hotel casino Hard Rock de Las Vegas, Nevada.

A un segundo del final del décimo round, llegó la definición. Cuando el nigeriano crecía y mostraba un gran juego de piernas, el argentino lo llevó contra las cuerdas y después de una andanada de golpes que recibió el africano, el árbitro Rusell Mora decretó el nocaut técnico.

El mexicano Marco Antonio Rubio venció al argentino Carlos Baldomir por nocaut técnico al inicio del quinto round en la pelea estelar de la función celebrada el sábado en el Estadio Miguel Alemán de Celaya, Guanajuato, por el título supermediano de la Federación Mundial de Boxeo.

La pelea fue de un solo lado. En las acciones del primer round, el “Veneno” Rubio alcanzó con poderoso golpe de derecha el rostro de Baldomir, quien se volteó por el impacto, pero se recuperó de inmediato para seguir la pelea.

Ese episodio resultó accidentado debido a que el argentino se quejó de dos cabezazos sin consecuencias, y ya en una causa perdida.

Con otra gran demostración, Rory McIlroy superó a los mejores golfistas del momento al ganar ayer el torneo BMW Championship en Carmel, California.

El norirlandés se apuntó birdies consecutivos en los hoyos 9 y 10, lo que le permitió distanciarse, tras ir empatado con otros tres jugadores, y tomar el control del torneo en el campo Crooked Stick.

McIlroy se convirtió en el primer golfista desde Tiger Woods en 2009 en llevarse dos torneos consecutivos en la Gira de la PGA. Además, al obtener el sexto triunfo de su carrera, se unió a Woods y Jack Nicklaus como los únicos jugadores en ganar cuando menos seis veces a los 23 años.

En otra jornada opaca, Woods nunca se metió seriamente en la pelea. Rezagado cinco golpes cuando faltaban siete hoyos, hizo tres birdies tardíos y firmó una tarjeta de 68 impactos que lo dejó empatado en cuarto sitio con Robert Garrigus (69).