El voto latino sigue estable

Los hispanos estarían a favor de Obama. La pregunta es si saldrán a votar

Charlotte, Carolina del Norte – Dos semanas de convenciones políticas no cambiaron demasiado las opiniones de los votantes latinos respecto a los partidos y candidatos presidenciales: aunque Mitt Romney tuvo un pequeño impulso tras su convención, el republicano sigue lejos de lograr la tracción que necesita en la comunidad latina para ser competitivo en estados claves como Colorado y Nuevo México y el Presidente Barack Obama sigue manteniendo una ventaja considerable.

En la tercera entrega de la encuesta IMPREMEDIA/Latino Decisions, tomada en la semana de la convención demócrata pero antes de que el Presidente Obama diera su discurso el jueves por la noche, la preferencia de los votantes latinos sigue siendo por Obama, 66% a 29% por Romney.

Al mismo tiempo, el entusiasmo del voto latino sigue sin grandes cambios. De hecho, el porcentaje de los votantes latinos que se declaran “muy entusiasmados para votar en noviembre” sigue igual o ha bajado ligeramente, de 54% en la primera, a 49% en la tercera entrega de esta encuesta semanal (tracking poll).

No obstante, sólo 5% del voto latino se declara indeciso, por lo que se espera que la ventaja registrada por el Presidente se mantenga. La verdadera pregunta es si la elección de Noviembre verá la asistencia record de latinos a las urnas que predicen los expertos y que ha venido aumentando en cada ciclo electoral, dijo Matt Barreto, , director de Latino Decisions y profesor asociado de ciencias políticas de la Universidad de Washington, en Seattle.

“Después de dos convenciones no vemos un aumento en el entusiasmo. Creo que aún está por verse si el votante latino realmente participará en grandes cantidades”, dijo Barreto.

Estos votantes, según los resultados del sondeo ya en su tercera semana (seguirá por 8 semanas más hasta la elección), tienen una visión particular de la realidad del país. En la primera semana de la encuesta, un 68% de estos votantes opinó que la culpa de la situación del país la tiene el anterior presidente George W. Bush, aunque los republicanos han insistido en su mensaje de que es el Presidente Obama el que no ha manejado bien la crisis.

Esta semana, los votantes latinos apuntan el dedo hacia el Congreso por el estancamiento y la falta de progreso en el país: un 56% echa la culpa de la situación económica a los conflictos en el Congreso, un 22% le echa la culpa al Presidente Obama y un 13% al partido republicano. Está claro que para la inmensa mayoría de estos votantes, la culpa la tienen ambos partidos y un Congreso que ha impedido actuar al Presidente.

En cuanto al efecto de los mensajes enviados por la Convención Nacional Demócrata, que culminó en Charlotte, Carolina del Norte, el pasado jueves por la noche, aún es pronto para medir el resultado total, dijo Gabriel Sánchez, , director de investigaciones de LD y profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Nuevo México.

“Parte de este sondeo se realizó antes del final de la convención (y el discurso del Presidente Obama el jueves por la noche”, dijo Sánchez. “Sospecho que será la próxima semana cuando veamos el impacto completo”.

En cuanto a las caras de líderes latinos que se vieron en ambas convenciones en horario estelar (Marco Rubio, Susana Martínez en la republicana, y Antonio Villaraigosa, Julián Castro en la demócrata), los votantes latinos respondieron positivamente, aunque el mensaje de la convención demócrata pareció calar más hondo, probablemente porque más latinos están de acuerdo con él filosóficamente.

La encuesta halló que 35% de estos votantes reaccionó favorablemente a la presencia de estos latinos en el podio de la convención. La semana anterior, un 21% reaccionó de igual manera respecto a los republicanos. Pero en general, la mayoría de los votantes latinos dijo que para ellos no hacía ninguna diferencia (62% en la convención demócrata y 54% en la republicana).

La economía sigue dominando la lista de los temas más importantes para los votantes latinos con 54% afirmando que es el asunto número uno para esta elección. Inmigración sigue en segundo lugar con 41%, aunque ha bajado diez puntos desde la primera semana, cuando lo era para el 51%.