España entra en acción

Los campeones llegan a Georgia donde mañana hacen su debut

Guía de Regalos

TIFLIS, Georgia (EFE).— La selección española llegó ayer a Tiflis, donde mañana se medirá con Georgia, su primer rival en la ruta a Brasil 2014 y a la defensa del título mundial.

Tiflis recibió a la selección española con el cielo encapotado, pero con una temperatura agradable: 23 grados centígrados, los mismos que se esperan para mañana, cuando los dirigidos por Vicente Del Bosque, que descansaron en la primera fecha del Grupo I, debuten ante los dueños de casa.

El autocar de “La Roja” era esperado por más de un centenar de aficionados georgianos junto al hotel en el que se hospedaron los ibéricos. Algunos aficionados portaban banderas españolas y vestían camisetas del Barcelona y el Real Madrid.

A medida que los jugadores bajaban del autocar, los aficionados coreaban sus nombres.

“¡Iniesta, Iniesta!”, “Iker, Iker”, gritaban, mientras los guardias de seguridad a duras penas contenían a quien trataban de acercarse.

Sólo al final, cuando todos los miembros de la delegación española ya habían entrado en el hotel, se oyeron gritos de “¡Sakartvelo!”, que es como se dice Georgia en el idioma vernáculo.

Tiflis recibió a la selección española con el cielo encapotado, pero con una temperatura agradable: 23 grados centígrados, los mismos que se esperan para mañana a la hora del partido.

Un partido que como todos los del calenario eliminatorio no tiene nada de simple y que habrá que jugarlo a tope de la responsabilidad ya que como dice Pedro, los rivales siempre se agrandan.

“Ya lo tenemos claro. Los rivales van a por todas cuando juegan ante el campeón. Ya lo tenemos asimilado y tenemos la experiencia para resolverlo”, concluyó el extremo del Barcelona.

David Villa quiere disfrutar cada segundo que está viviendo con la selección española. Han sido 10 meses alejado de su 7, un tiempo en el que sufrió recuperándose de la grave lesión que le dejó sin Euro, De aquel crujido no quiere ni acordarse. Sólo piensa en una cosa: disfrutar. Él esta de enhorabuena y también la selección española. Porque el mejor goleador que ha dado el país está de nuevo donde tiene que estar, sobre el campo y con la roja.

“Tengo que estar agradecido a la confianza que el cuerpo técnico ha tenido en mí. A mí me encanta venir con la selección y estar con mis compañeros. De verdad que son como mi familia. Disfruto mucho con ellos y es evidente que tenía muchas ganas de volver a estar con la selección”, dice.

“Lo pasé mal estando lejos de ella, pero ya estoy aquí otra vez”, dice el asturiano que tras un año lejos del protagonismo quiere recuperarlo todo con un gran papel en la eliminatoria que le ayude a retomar su lugar en el primer equipo del Barcelona ahora puntero de la Liga, jugadas tres fechas.