Ponen el ojo en reunión de Fed

Pendiente a las decisiones que tome la Fed en su reunión, que da inicio hoy

NUEVA YORK (EFE).- Las esperanzas depositadas por los inversores en que la Reserva Federal acordará esta semana poner en marcha nuevas medidas para estimular la aletargada economía estadounidense alzaron ayer a Wall Street a niveles desconocidos desde diciembre de 2007.

El Dow Jones de Industriales, su índice de referencia y que ya acabó el pasado viernes a su cota más elevada en más de cuatro años y medio, revalidó ese logro al cerrar esta segunda sesión de la semana con un avance del 0.52 % ó 69.07 puntos, hasta 13,323,36 unidades.Ese indicador se encuentra así a algo menos de seis puntos porcentuales del nivel más elevado al que haya cerrado jamás, las 14,164.53 unidades a las que terminó el 9 de octubre de 2007.

También acabó así ayer en terreno positivo el selectivo S&P 500, que ganó el 0.31 %, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq avanzó un ínfimo 0.02 %.

Cinco minutos antes del inicio de las contrataciones, los corredores de la bolsa de Nueva York (NYSE) guardaron un minuto de silencio para rendir homenaje a las cerca de 3,000 personas que perdieron la vida en los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, de los que hoy se cumplieron once años.La protagonista de la semana es la reunión sobre política monetaria que inicia hoy la Fed, en la que muchos esperan que se anuncie un tercer programa de compra masiva de bonos del Tesoro, el llamado “QE3”, para tratar de impulsar la economía estadounidense.

Las expectativas se incrementan a medida que se acerca esa cita, que concluirá el jueves con una conferencia de prensa de su presidente, Ben Bernanke.

Pero el compás de espera no viene determinado solamente por la cita de la Fed, puesto que también se espera con gran inquietud en los mercados mundiales el fallo que desvelará mañana el Tribunal Constitucional alemán sobre la legalidad del pacto fiscal y el fondo de rescate permanente (MEDE) europeo.

Con esas dos citas en la mente, también las principales bolsas del Viejo Continente terminaron esta sesión en terreno positivo, con Fráncfort (1.34 %), Madrid (0.93 %) y París (0.89 %) a la cabeza.

Todo ello consiguió dejar en un segundo plano la advertencia lanzada por la agencia de calificación Moody’s, que dijo que podría degradar la máxima nota que le otorga a la deuda soberana estadounidense si el Congreso no llega a un acuerdo presupuestario que logre evitar el llamado “abismo fiscal”.

Desoyendo la amenaza de Moody’s, que seguiría a la materializada hace un año por Standard & Poor’s, la inmensa mayoría de los sectores de Wall Street cerró en terreno positivo, al igual que 24 de los 30 integrantes del Dow Jones, entre los que destacó la fuertes subida de Bank of America (5.24 %).

Desde el ámbito empresarial el protagonista fue Morgan Stanley, que subió el 3.85 % tras anunciar un acuerdo con Citigroup (que ganó otro 2.61 %) para hacerse con la totalidad de la sociedad de riesgo compartido que crearon en 2009, Morgan Stanley Smith Barney, un pacto que valora esa firma en 13,500 millones de dólares.

Por otro lado, Facebook subió el 3.3 % un día en que su consejero delegado, Mark Zuckerberg, ofreció su primera comparecencia pública desde la accidentada salida a bolsa de la red social, en tanto que Apple esperó con un retroceso del 0.32 % al esperado evento de mañana, en el que se prevé que desvele el iPhone 5.