Recuerdo emotivo de 11S

El hueco en el estómago que dejó el 9/11

Recuerdo emotivo de  11S
Bomberos de LA rindieron tributo a las víctimas de los ataques.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Recordar lo que pasó el 11 de septiembre de 2001, acompañado de la “Sublima gracia” de una gaita y el “Toque de silencio” de una trompeta, es sentir de nuevo un hueco en el estómago.

Así recordó ayer el alcalde Antonio Villaraigosa lo sucedido aquel martes negro de hace once años, cuando ataques terroristas colapsaron las Torres Gemelas de Nueva York, dañaron el edificio del Pentágono y un avión más fue derribado en Pensilvania.

“Atacaron a nuestras familias, atacaron nuestra forma de vida, atacaron nuestras libertades, por eso en este día creo que todos experimentamos el sentimiento de unidad”, mencionó Villaraigosa al llevarse a cabo el homenaje a las víctimas de los atentados terroristas.

“Pueden ser once años, pueden ser 20, 30 o 50, o tantos años como podamos vivir, siempre sentiremos ese hueco en el estómago”.

El acto oficial para recordar los once años de los ataques terroristas se llevó a cabo al pie de una pieza de las Torres Gemelas colocada en el Centro de Entrenamiento de Bomberos de Los Ángeles como monumento en memoria los primeros en responder a la emergencia.

Ahí se recordó a los 403 policías y bomberos que murieron al intentar salvar la vida de quienes estaban atrapados en el World Trade Center.

“Ellos sólo estaban armados con compasión y entrenados sólo con el deseo de ayudar al prójimo”, comentó el jefe de bomberos Brian Cummings sobre sus compañeros de oficio.

Cummings indicó que ese hueco en el estómago hay que canalizarlo hacia el bien para honrar a quienes perdieron la vida en ese ataque.

“El sentimiento que nos provoca hay que canalizarlo en hacer la diferencia para estar más preparados”, mencionó.

El alcalde Villaraigosa reconoció la valentía de los primeros en responder a la emergencia, porque gracias a esa dedicación y compromiso con la seguridad, dijo, ahora Estados Unidos es una nación más vigilante y segura.

“Frente a ese terror, frente a ese ataque de destruir nuestra forma de vida, de destruir nuestras libertades, nosotros no nos doblamos, en cambio nos unimos, juntos hombro a hombro blancos y negros, latinos y asiáticos, musulmanes, cristianos y judíos, para defender nuestros país y sus principios fundamentales”, comentó el alcalde.

Oficialmente en los ataques del 11 de septiembre murieron 2,973 personas, otras 24 se reportaron desaparecidas y más de 6 mil resultaron heridas. Los 19 terroristas que secuestraron cuatro aviones de pasajeros eran parte de la red Al-Qaeda que encabezada Osama Bin Laden.

Conmovido por el recuerdo y con ese hueco en el estómago que también le dejó el 11 de septiembre de 2001, el jefe de la policía Charlie Beck dijo que no había que olvidar a los heridos de ese día.

Beck dijo que junto con el jefe de bomberos Cummings tiene un trabajo difícil que cumplir, porque a veces hay que exponer a sus agentes a situaciones peligrosas.

“Pero saben que no están solos”, aseguró Beck, “porque sus hermanos y hermanas estarán de su lado, eso es lo que esperamos uno del otro, esperamos que hagan lo que tengan que hacer para proteger y servir a esta ciudad… Nunca olvidaremos el sacrificio que hacen por los demás”.