Tus metas, sus metas y las de los dos: Consejo #1

Tus metas, sus metas y las de los dos: Consejo #1
Aprender a comunicarse debidamente con la pareja es esencial en especial al tratarse de asuntos financieros.
Foto: thinkstock

Envíale una invitación a una reunión contigo en un sitio tranquilo y sin distracciones. Dile que traiga una mochila o bolso imaginario donde va a poner sus sueños y sus planes personales para el futuro y dile que tú harás lo mismo.

Solo por el hecho de que ahora eres parte de una pareja, no significa que te hayas convertido en una mitad. Tú tienes tus propias metas personales y qué bueno que ahora puedas contar con el apoyo de tu pareja para ayudarte a alcanzarlas. Pero para eso necesitas tener bien claro de qué se tratan y qué ayuda o apoyo, específicamente, esperas de él o de ella.

Tal vez quieras continuar tu educación, cambiar de trabajo o comenzar a trabajar fuera de casa. Comparte tus sueños y metas. Te va a ayudar a ti a alcanzarlas y a él o ella a no tener que leer tu mente para saber qué deseas.

Tu pareja también tiene sus metas personales y es muy saludable que se sienta cómodo/a de poder compartirlas contigo. Esta conversación no tiene que esperar hasta después del matrimonio. Es un tema muy importante que establecerá el voto de confianza entre los dos y les hará sentir a cada uno que no está solo y que tiene un cómplice, un aliado en su crecimiento personal.

Pero tienes que darle la importancia que se merece al enfocarte solo en este tema durante esta reunión. Eviten la tentación de traer otros asuntos al caso. Concéntrense en ustedes.

Regresa a: Tus metas, sus metas y las de los dos